Tailandia: de 3,3 millones a 681 turistas en diciembre

Algo menos de setencientos turistas han presentado una solicitud para obtener una visa especial para entrar en Tailandia. El país del sureste asiático está estrictamente cerrado al turismo, pero ahora permite un cupo muy limitado de viajeros. El año pasado, Tailandia recibió un promedio de 3,3 millones de turistas al mes y ahora aceptará a 681. Sin embargo, hay que celebrarlo porque en noviembre sólo se permitió la llegada de unos trescientos.

Estos viajeros han recibido una Visa de Turista Especial, que es un tipo de entrada absolutamente excepcional. De todas formas, quizás no todos aceptaríamos las condiciones brutales que imponen.

En primer lugar, 263 de esos turistas “especiales” ya habían completado una cuarentena obligatoria de catorce días; otros 134 estaban actualmente en cuarentena y 284 llegarían antes de finales de noviembre. Porque todos tienen primero que pasar catorce días encerrados a ver si tienen el virus. Nada de PCR ni antígenos.

El gobernador de TAT, que es la máxima autoridad turística del país, dice que su agencia, Thai Airways y las asociaciones de hoteles han estado trabajando en lo que él llamó el “Paquete Especial Increíble Tailandia Plus”. Este es un servicio de ventanilla única para facilitar a los turistas la obtención de sus boletos de avión, solicitar su visa, averiguar dónde pasar la cuarentena y reservar viajes por todo el país una vez que terminan su período de cuarentena. De todas maneras, los usuarios, como ven, serán pocos.

Tailandia normalmente habría recibido alrededor de 3,5 millones de turistas durante noviembre (según datos de 2019), pero la “interrupción” de este año, y la respuesta del gobierno tailandés, prácticamente ha cerrado la industria del turismo internacional de Tailandia.

Más allá de estas excentricidades, la crisis en Tailandia es galopante. No tienen virus, pero tampoco ingresos. La propia Thai Airways está en quiebra, todas las atracciones turísticas están cerradas y los puntos calientes turísticos no tienen visitantes. Los ciudadanos que tenían en el turismo su primer ingreso están en la ruina, incluso en la mendicidad.

A día de hoy, Tailandia no tiene planes para facilitar el viaje de los turistas, más allá de las restricciones actuales y las ofertas de visas especiales. La cuarentena de catorce días sigue en vigor, aunque existe una la posibilidad remota de que sea reducida a diez días si uno llega de un país de poco riesgo. O sea, seguirán sin turismo por mucho tiempo.