Su hijo tenía una pequeña marca roja en su brazo y sin saberlo le salvó la vida

Compartir algunas experiencias en las redes sociales puede salvar vidas. Así le ocurrió a una mujer en Inglaterra que tras recordar una publicación de una amiga hace dos años pudo advertir que una simple marca roja en el brazo de su niño podía ser algo más grave.

Ewan tiene ocho años y a finales de mayo se cayó mientras estaba en una excursión. Cuando regresó a casa, su mamá, Alexandra Ruddy, notó la marca roja en su brazo y otros rasguños por la caída. “Las heridas no parecían infectadas”, contó en Facebook.

Sin embargo, con los días su percepción cambió: “Noté que el enrojecimiento de la mano estaba siguiendo su vena y me preocupé».

Alexandra recordó un caso parecido que había contado una amiga años antes en las redes sociales así que decidió llevar al pequeño al hospital. No imaginaba en ese momento que la decisión le salvaría la vida a su hijo.

«Cuando el doctor lo vio, me elogió por reconocerlo y llegar lo antes posible», dijo. En el centro de salud descubrieron que Ewan tenía una enfermedad grave conocida como sepsis que se produce cuando el cuerpo se excede en una respuesta inmunitaria a una infección bacteriana. Ese «envenenamiento de la sangre» mata muchas personas por año.

La marca por la que la Alexandra llevó a su nene de ocho años al hospital y le salvó la vida. (Foto: Facebook)

La marca por la que la Alexandra llevó a su niño de ocho años al hospital y le salvó la vida. (Foto: Facebook)

En su publicación en Facebook la mujer explicó por qué decidió hacer pública la historia: “Espero que mi post pueda ayudar a alguien de la misma manera que el post de mi amiga me ayudó a mi».

Tras contar que su hijo se está recuperando satisfactoriamente, Alexandra concluyó con un mensaje a todos los padres: “Si ven una línea roja que sale de una herida a lo largo de la vena, vayan al médico inmediatamente».

Qué es la sepsis

Según Mayo Clinic, «la sepsis es una enfermedad potencialmente fatal causada por una reacción del cuerpo ante una infección.

Normalmente, el cuerpo libera químicos en el flujo sanguíneo para luchar contra una infección. La sepsis ocurre cuando la respuesta del cuerpo a estos químicos está desbalanceada, lo que desencadena cambios que pueden dañar múltiples sistemas orgánicos”.

En relación a las causas, los especialistas sostienen que cualquier tipo de infección bacteriana, viral o causada por hongos puede provocarla. Aunque destacan mayores posibilidades cuando se padece:

– Neumonía.

– Infección del sistema digestivo (que incluye órganos tales como el estómago y el colon).

– Infección en los riñones, la vejiga y otras partes del sistema urinario.

– Infección del torrente sanguíneo (bacteremia).