Si no sabes qué estudiar, estos consejos te serán útiles

Ya lo dice el refrán, “nadie nace sabiendo”. No todas las personas saben desde pequeños cuál va a ser su vocación o a qué se quieren dedicar cuando sean mayores.

Puede que de chico uno se imagine en distintas profesiones, pero al crecer esas posibilidades no te terminan de convencer. Es muy normal y la mayoría de la gente pasa por ese proceso de crisis existencial cuando debe elegir una carrera universitaria u otro rumbo profesional.

Al final nada es seguro y todo es apostar, pero puedes hacerlo con algunas bases que posiblemente te ayudarán no solo a decidir qué camino tomar, sino encontrar la opción más adecuada a ti.

– Planteate los motivos por los que quieres estudiar.

Cada uno tiene sus razones para decantarse por una carrera, por ejemplo, por vocación, dinero, facilidad a la hora de obtener el título (algunas licenciaturas son más difíciles que otras), realizarse como persona, etc.

Independientemente del objetivo que busques al emprender el camino hacia los estudios, tienes que visualizarlo y tenerlo presente.

– Define tus intereses.

Saber qué te gusta y te motiva te ayudará a reducir la lista de posibilidades. Haz un listado de tus intereses sin ponerte límites porque puede ser que lo que te llame la atención al final no sea una carrera.

En esos puntos es muy importante que te plantees qué te gustaría hacer de adulto, es decir, si prefieres estar en una oficina, trabajar desde tu casa o al aire libre o viajar.

– No dejes que te abrume el futuro.

Si algún área en particular te interesa pero crees que no tiene casi salidas profesionales trata de buscar las actividades afines. Toma esta parte de la decisión con calma y no dejes que nadie influya en la misma, ni tan siquiera tus papás.

– Fijate en alternativas.

No te cierres a una sola posibilidad, busca distintas opciones que puedan gustarte y luego haz una lista de pros y contras que tiene cada una.

– Informate.

Trata de contactarte con personas que estudian o estudiaron esa misma carrera para enterarte de primera mano cómo es lo que te espera. Puedes informarte en las universidades, ferias o incluso en foros de Internet.