¿Qué pasa si comés 20 almendras por día?

Los frutos secos son llamados así porque todos tienen una característica en común: en su composición natural tienen menos de un 50 por ciento de agua. Son alimentos muy energéticos, ricos en grasas y proteínas, así como en ácidos grasos omega 3, vitaminas y minerales.

Las almendras son uno de los frutos secos más nutritivos. Nos aportan al organismo proteínas vegetales, ácidos grasos monoinsaturados, ácidos grasos insaturados y en menor medida hidratos de carbono.

También nos aporta fibra, calcio, fósforo, magnesio, hierro, zinc, potasio, vitamina E, folatos y otras vitaminas como riboflavina, tiamina y niacina.

Su valor calórico es bastante elevado debido a su alto aporte de grasas y a la escasa cantidad de agua que presentan.

El contenido en fibra de la almendra destaca sobre el resto de los frutos secos. Una ración de 25 gramos (es decir unas 20) sin cáscara aporta el 18 por ciento de la ingesta diaria recomendadas de fósforo y el 42 por ciento de la ingesta diaria recomendadas de vitamina E.

Entre sus bondades y propiedades se destacan:

– Nos ayudan a tener unos dientes y huesos fuertes por su alto contenido de fósforo, magnesio y calcio

– Ayudan a fortalecer el cabello y la piel

– Son fuente de energía

– Por su alto contenido de hierro nos ayudan a combatir la anemia

– Fortalecen y protegen las paredes de las arterias gracias a los aminoácidos y ácidos grasos que contienen, regulando los niveles de colesterol y triglicéridos

– Por su contenido en calcio previenen la osteoporosis

Con el consumo regular de las almendras podemos aumentar la función cerebral, de manera que este órgano se mantenga lúcido y activo.

El zinc que contiene las almendras mejora el funcionamiento del sistema inmunitario, favorece el crecimiento y equilibra los estados de fatiga o cansancio. Su contenido en selenio y vitamina E combate los radicales libres, y ayuda a prevenir enfermedades degenerativas.

Unas 20 almendras nos aportan 100 calorías, debido al poder de saciedad ayudan a controlar el apetito y son aptas para todos porque al contener un bajo índice glucémico son indicadas para personas con diabetes.

Se pueden incorporar al plan para adelgazar, con la precaución de controlar la porción. Una manera de disfrutar de todos los beneficios de las almendras es tomar un puñado de almendras consumirlo como colación ,o incorporándolas a las ensaladas, en batidos o postres.

También podemos preparar una mezcla de varios frutos secos, a la que se le puede agregar mayor cantidad de almendras.