Qué es el salario emocional y cómo ayuda en la felicidad laboral

En la evolución permanente de la gestión del capital humano, empresas y negocios de todo tipo necesitan incorporar nuevas herramientas de acompañamiento, como forma de promover el bienestar y la felicidad.

Entre ellas, está lo que se denomina salario emocional. El salario emocional complementa al económico y las condiciones aceptables de trabajo.

Específicamente, son todas aquellas retribuciones no económicas a las que un trabajador puede acceder dentro de la empresa, y que tiene como objetivo incentivar, motivar, ayudar en el auto liderazgo personal, crear felicidad y bienestar laboral, y lograr un entorno positivo de desempeño, mejorando su calidad de vida dentro y fuera de la jornada diaria.

Una excelente articulación de una ecuación de un salario digno, la organización interna apropiada, los canales de comunicación claros y efectivos, y una retribución emocional equilibrada, ayudarán a mantener la motivación, el entusiasmo y el optimismo en alza, contribuyendo a la retención de las personas valiosas y ayudando a la reputación pública.

Ejemplos de salario emocional

1. Felicitar y reconocer. Es una de las herramientas menos utilizadas y más valoradas.Usualmente, se recrimina o corrige en público: siempre hay que hacerlo en privado. Y las felicitaciones, en público.

2. Horarios con flexibilidad.

3. Trabajo a distancia. Las nuevas generaciones valoran de sobremanera este esquema, que les permite seguir conectados con la tarea, aprovechando las ventajas de la tecnología.

Es ideal para mamás con niños pequeños, personas en proceso de duelo y que la empresa ha decidido acompañar en forma especial, y para aquellos que pueden hacer inducciones paso a paso, sin necesidad de estar todo el tiempo físicamente.

4. Espacios confortables.

5. Días libres. Muchas compañías vienen aplicando este beneficio, en cumpleaños, fechasclave y feriados religiosos, más allá de lo indicado por ley en cada país.

6. El orden interno ayuda al enfoque. Muchas empresas son, en esencia, desordenadas. Es importante desprenderse de todo lo que no sirva; guardar convenientemente todo lo necesario y promover la cultura del orden interno.

7. Vacaciones adicionales como incentivos. Se trata del otorgamiento de días adicionales en los períodos vacacionales ante el logro de metas tangibles por parte de los empleados.

8. Capacitación y desarrollo de carrera. Un ítem muy requerido a la hora de buscar empleados comprometidos es brindar entrenamientos de distintos temas e incluso flexibilizar horarios y ayudar con becas de estudio.

9. Espacios de diálogo. El coaching aplicado a las organizaciones es una herramienta excelente de integración, ensamblado e intercambio de conocimiento.

10. Comunicación interna clara. Tener en claro los canales, cómo llega la información a los empleados, quiénes son los voceros y de qué forma proceder y comportarse de acuerdo a la cultura del lugar, es tan importante en lo cotidiano como la tarea a realizar.

11. Licencias extraordinarias. Los trabajadores suelen elegir empresas que promueven cierta flexibilidad ante un nacimiento.

12. Vestimenta flexible. El “casual day” de los viernes se impone prácticamente durantetoda la semana.

Sin embargo, es necesario indicar claramente el código de vestimenta de una empresa de acuerdo a las tareas a realizar. Muchos profesionales acostumbran a tener ropa de recambio en un locker, por si deben concurrir a reuniones de último minuto.

13. Comedor o ayuda alimentaria. Debe tenerse en cuenta la calidad de los alimentos, el balance nutricional y las condiciones especiales de dieta de algunos miembros de la organización.

La ayuda alimentaria, en cambio, consiste en bonos o vouchers que cubren todo o parte del valor diario de las comidas. Muchas empresas tienden hoy a colocar cestas con frutas a la mañana, para incentivar a llevar dietas más saludables.

Algunos locales ofrecen el servicio de guardería.

Algunos locales ofrecen el servicio de guardería.

14. Guardería para niños.

15. Espacios de distensión dentro de la empresa. Desde salas de descanso o para trabajar fuera del espacio habitual, hasta televisión donde se transmite un evento especial quecae dentro del horario de trabajo; música ambiental de relax; paredes interactivas para colgar mensajes motivantes generados por los propios empleados; gimnasios propios o tercerizados; patios, terrazas o un pequeño bar.

Todo apunta a ayudar a distenderse y desconectarse momentáneamente de las tareas, lo que contribuirá a mejorar la salud del empleado, y consecuentemente, bajará el ausentismo y aumentará su desempeño.

16. Actividades solidarias o de voluntariado generadas desde la empresa, con horasasignadas para que los empleados realicen estas actividades de bien comunitario, y que redundarán en beneficio de la organización.

Cada empresa necesitará definir su cultura interna y de capital humano. En base a esos pilares, podrá definir una serie de beneficios de salario emocional adecuados a su organización, personalidad, operatoria y masa laboral.