Preocupa la expansión de un parásito resistente al cloro en piscinas de EE.UU.

La enfermedad parasitaria denominada Cryptosporidium o «Crypto«, está en aumento en los Estados Unidos por su expansión en distintas piletas y parques acuáticos, informaron los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC).

Según el sitio local Insider, entre 2009 y 2017 se reportaron 444 brotes de criptosporidiosis (con 7.465 casos de infección), en 40 estados y Puerto Rico. Los CDC reportaron que el número de brotes aumentó un promedio de aproximadamente 13% por año durante ese período de ocho años.

El agua de piscina cryptocontaminada es la principal causa de brotes de diarrea en aquel país de Norteamérica, seguida por el contacto con ganado vacuno infectado y niños enfermos en guarderías.

El parásito se propaga cuando la gente traga algo que ha estado en contacto con las heces de una persona enferma, como el agua de una piscina pública. Se necesitan sólo 10 criptoparásitos para enfermarse, y una persona infectada vierte de 10 a 100 millones en una sola evacuación intestinal, informó Insider.

El parásito prospera en piscinas y parques acuáticos ya que posee una resistente cubierta exterior lo hace altamente tolerante al cloro. Lo bueno es que rara vez es mortal y sólo se ha reportado una muerte desde 2009, según difundieron los CDC. Eso sí: casi 300 personas fueron hospitalizadas en ese período.