¿Pánico a viajar? Seis consejos para domar la ansiedad

Llega el verano y la mayoría de las personas comienza a programar alguna salida de vacaciones. Pero la posibilidad de un viaje con amigos o familia no siempre se disfruta. A veces provoca tanta ansiedad que se prefiere evitar el viaje.

El motivo principal en estos casos es el temor a alejarse de su casa y lo que produce ansiedad es la perspectiva de ir hacia un espacio desconocido.

Me voy a sentir mal, me va a pasar algo malo, me va a incomodar la gente, no me van a entender, voy a tener una crisis de pánico y nadie me va a ayudar, son los pensamientos más recurrentes que tiene quienes padecen este tipo de pánico.

Las estadísticas indican que la posibilidad de padecer Agorafobia con o sin historia de trastorno de pánico en algún momento de la vida es del 3,5 % (USA National Comorbidity Replication, 2005).

Las seis claves

1. Elegir en qué medio de transporte viajar (auto, micro, avión, barco) y llevar elementos para distraerse durante el trayecto (tablet, libro, música). Un punto que ayuda a dar más previsibilidad, y por ende confianza, es investigar con anticipación la cantidad de paradas que el viaje va a tener y dónde se realizarán.

2. Pautar reglas de convivencia: si el viaje es en familia es necesario pautar de antemano permisos y límites esperables; si es entre amigos, es recomendable elegir a personas de confianza que posibiliten la expresión de los miedos.

3. Viajar con ropa cómoda y llevar en el bolso de mano alguna muda de ropa extra por si es necesario cambiarse.

4. Elegir en qué tipo de lugar se van a alojar teniendo en cuenta el piso, número de camas, ventanas, baños y demás comodidades.

5. Prever el emplazamiento del alojamiento teniendo en cuenta la distancia a lugares de esparcimiento público (cafés, cines, balnearios, centros comerciales).

6. Participar activamente en la elección de actividades durante el tiempo que dure el viaje.