Mick Schumacher seguirá los pasos de su padre y correrá en la Fórmula 1 en 2021

El sueño se cumplió y el apellido Schumacher volverá a escucharse en una pista de la Fórmula 1. El actual líder de Fórmula 2, Mick Schumacher, hijo del heptacampeón de F1, debutará el año que viene en la máxima categoría del automovilismo con la escudería estadounidense Haas.

«La idea de estar el año que viene en la parrilla de salida de la Fórmula 1 me hace increíblemente feliz y estoy simplemente sin palabras», aseguró en un comunicado el piloto alemán de 21 años.

Se mostró además muy agradecido a Ferrari, a la Academia de Ferrari y a sus padres. «Siempre he creído que haría realidad mi sueño de competir en la Fórmula 1», contó. Y agregó que la primera llamada de teléfono después del acuerdo con Haas fue a su familia: «Por supuesto, ellos se alegraron conmigo. Todos estamos esperando que llegue el año que viene».

El jefe del equipo Haas, Günter Steiner, dijo por su parte que está convencido de que Schumacher, «por su rendimiento, se ha ganado la oportunidad» de saltar a la Fórmula 1. “Creo firmemente que se ha ganado la oportunidad de graduarse en la Fórmula 1 basándose en sus actuaciones», remarcó.

“El Campeonato de Fórmula 2 ha servido durante mucho tiempo como campo de pruebas para que el talento muestre sus credenciales y el campo de este año ha sido sin duda uno de los más competitivos de las últimas temporadas. Mick ha ganado carreras, acumulado podios y se ha destacado contra algunos talentos bastante excepcionales en 2020″, valoró.

También le dio la bienvenida Romain Grosjean, quien dejará Haas junto a Kevin Magnussen. «Bienvenido a la F1, Mick. Estarás compitiendo con una increíble lección en el equipo. Cuídalos y ellos te lo devolverán al 1000%», escribió en su cuenta de Twitter quien este miércoles recibió el alta luego de estar tres días internado por su impactante accidente del domingo.

El joven piloto, que conformará el nuevo equipo de Haas junto al ruso Nikita Masepin, está a punto de proclamarse ganador de Fórmula 2 con el equipo italiano Prema a falta de las últimas dos carreras de la temporada en Baréin.

La posibilidad de que accediese a la Fórmula 1 estaba ya en el aire para este piloto de la Academia de Ferrari. Hace apenas dos semanas reconocía que ése era su «objetivo final», pero que era difícil.

«Hay asientos muy limitados en la Fórmula 1. Quien los consigue al final es algo que solo los jefes saben. Mi objetivo es estar en la cima y pelear con los mejores«, afirmó.

El hijo del heptacampeón usará el dorsal 47 y explicó el motivo. «El 4 y el 7 son mis números favoritos», reveló el joven piloto de 21 años. Pero como el 4 ya ha sido asignado al piloto británico de McLaren Lando Norris y el 7 al finlandés Kimi Raikkonen, que seguirá la próxima temporada con Alfa Romeo, Mick Schumacher eligió el 47.

Además, para el hijo del siete veces campeón de Fórmula 1 Michael Schumacher, este número tiene un significado especial: «Si sumas todos los cumpleaños de la familia, el resultado es el número 47».

A la sombra de su legendario progenitor -que disputó su último GP en 2012, al que no se volvió a ver desde su accidente de esquí en diciembre de 2013, y cuyo estado de salud es una incógnita- Mick sentirá probablemente su presencia durante sus primeras vueltas en un GP el año que viene.

Las expectativas son altas también, por ser el tercer Schumacher en la elite del automovilismo mundial (Ralf pilotó en la categoría reina entre 1997 y 2007) y por su trayectoria, empezando por las competiciones de Karts y escalando por las distintas categorías a gran velocidad en los últimos seis años.

Aunque el piloto de 21 años, nacido en marzo de 1999, corre en la actualidad con su apellido paterno, en sus inicios se protegió al inscribirse en karting en 2008 con el de su madre, Betsch, y más adelante como Mick Junior.

Sin embargo, cuando llegó a la F2 en 2019 como Mick Schumacher aseguró que ser comparado con su padre «nunca fue un problema». Así lo demostró también en la pista: ha sido subcampeón de la Fórmula 4 alemana, campeón europeo de Fórmula 3 y está cerca de consagrarse en la Fórmula 2.