Los niños que pisan mal pueden tener problemas dentales

Existe un vínculo entre la forma en la que los chicos pisan y sus problemas dentales. Al menos así lo afirman científicos de la Universidad de Málaga (España) en un artículo en la revista científica Medecin.

Lo que hicieron fue observar durante cinco años a 200 niños de entre seis y nueve años, lo que les permitió extraer ciertas conclusiones.

Observaron que cerca de la mitad de los chicos que tenían un maxilar inferior adelantado (protrusión de mandíbula) también pisaban hacia adentro (pisada pronada).

Mientras tanto, en el caso inverso la correlación fue del 100%: los que presentaban este problema en la pisada tenían protusión de mandíbula.

Si bien estos resultados (de manera aislada) quizás no digan demasiado, los investigadores señalan que el desarrollo de esta línea de trabajo puede encontrar formas alternativas de tratamiento.

“Por ejemplo, se podría valorar si el problema es al contrario, de la mandíbula a los pies”, consideró Gabriel Gijón, uno de los autores del artículo, consultado por medios extranjeros. Asimismo, consideró que extender el análisis a otros grupos de edades permitiría “saber en qué medida el tratamiento de una de estas dos alteraciones condicionaría a la otra”.