La mayonesa japonesa, una variedad curiosa del clásico aderezo

Los aderezos ayudan a completar el sabor de un plato y como su receta es muy parecida en distintos países, si viajás puedes confiar en que los clásicos no te fallan. Sin embargo, en caso de ir a Japón deberás poner mucha atención a su mayonesa.

En territorio nipón este aderezo lo hacen de una forma diferente a la que estás acostumbrado. Si bien mantiene los ingredientes básicos (aceite, huevo y sal), añade otros que son propios de su gastronomía tradicional. Es por eso que su color es más amarillo.

¿Qué la hace tan distinta? Para empezar solo se usa la yema del huevo; el aceite con el que se suele cocinar es de soja, aunque a veces hay variaciones como el de girasol; y se le agrega vinagre de arroz o de manzana, pero no blanco.

Puede llevar además glutamato monosódico o el wasabi. Hay que tener en cuenta que no hay una receta universal y existen muchas variantes.

Separá bien la yema de la clara del huevo.

Separá bien la yema de la clara del huevo.

La preparación es bastante fácil. Bates el huevo con salsa de soja mientras añadís el aceite poco a poco. Luego, agregas el vinagre. Si sos amante del picante puedes ponerle el glutamato o el wasabi. Una vez montada, guárdala en la heladera para que se enfríe un poco.

Recuerda tener mucho cuidado con la cantidad de sal que le pones, porque la salsa de soja es muy salada y es suficiente para aportarle sabor.