Estreñimiento crónico: las claves están en la alimentación y la falta de actividad física

¿Cuántos días se puede pasar sin ir al baño? ¿Hay un máximo? El estreñimiento es un problema frecuente y hay muchos tipos de laxantes que pueden ayudar a tratarlo.

La alimentación generalmente es uno de los principales causantes del estreñimiento. En muchas personas, hacer cambios alimentarios les alivia los síntomas. Un ejemplo es agregar fibra en la dieta, que acelera el tránsito intestinal.

Entre las fuentes buenas de fibra están las frutas frescas y los vegetales de hoja verde, así como el pan y los cereales integrales.

No obstante, se recomienda no sumar muy rápido demasiada fibra en la alimentación, porque un aumento repentino en la cantidad ingerida puede provocar hinchazón abdominal y gases.

La presencia de al menos dos de los cinco síntomas siguientes en los últimos tres meses son diagnóstico de estreñimiento crónico en adultos:

1 – esfuerzo al momento de ir al baño, sin resultados esperados

2 – heces duras

3 – sensación de evacuación incompleta

4 – sensación de bloqueo rectal

5 – menos de 3 evacuaciones intestinales por semana.

Cuando el estreñimiento se convierte en un problema, hay que restringir aquellos alimentos que lo empeoran.

En particular, evitar alimentos como las masas, los budines, el azúcar, los caramelos, las facturas y el queso

Además, la cantidad de líquido que se toma también afecta a la función intestinal. Hay que ponerse el objetivo de beber a diario 6 a 8 vasos de 200 cm3 de líquido cada uno. El agua es la mejor alternativa, pero otros líquidos igualmente ayudan a ingerir la cantidad necesaria a diario.

La falta de actividad física también puede contribuir al estreñimiento. Si no se hace ejercicio de forma regular, hay que pensar en algún tipo de actividad física para sumar a la rutina diaria. Eso puede ayudar a aliviar el estreñimiento.

Según los antecedentes médicos y síntomas, el médico tal vez quiera evaluar la existencia de una enfermedad escondida que pudiera derivar en estreñimiento crónico.

Por ejemplo, una obstrucción en el colon o en el recto, o una mala relajación de los músculos del piso pélvico.

De igual manera, los problemas nerviosos y musculares pueden afectar a los músculos tanto del colon como del recto y eso dificulta el tránsito de las heces por los intestinos. Incluso, enfermedades como la diabetes y los trastornos tiroideos pueden alterar el equilibrio hormonal del cuerpo y, por lo tanto, llevar a estreñimiento crónico.

Si no hay ningún problema médico que cause estreñimiento, hay que hablar con el médico acerca de la mejor manera de controlar la situación.

Alimentos que alivian el estreñimiento:

– Cereales integrales (mijo, quinua, arroz integral, avena) por su aporte de vitamina B nutrientes preventivos del desarrollo de tumores

– Frutos secos (semillas de sésamo, semillas de lino, almendras y, sobre todo, las nueces y los dátiles), por su aporte antioxidante y antiinflamatorio

– Pescados (salmón, atún fresco, arenques, caballa o sardinas), por su aporte de omega 3

– Legumbres (Lentejas, garbanzos) Verduras (hortalizas como el brócoli, coliflor, calabaza, verduras de hoja verde), por su beneficio antioxidante

– Frutas (banana , manzana roja, frutos rojos )