Estas son las mejores bebidas para después de hacer ejercicio

Después de realizar cualquier tipo de actividad física es fundamental que te hidrates y recuperes los líquidos que perdiste durante el ejercicio. No importa la intensidad del entrenamiento, siempre debes hacerlo.

Hay varias bebidas que te ayudan a reparar tu organismo. No obstante, hay que dividirlas entre aquellas que sirven para inmediatamente después del entrenamiento y aquellas que son útiles dos horas después del mismo.

Inmediatamente después

Agua: Es la bebida más importante para luego del ejercicio sin ningún tipo de duda. Es la forma más natural y saludable de hidratar el cuerpo.

Si el entrenamiento es prolongado, intenso o se realiza durante un tiempo caluroso es recomendable consumir también durante un pequeño break de la actividad física para reducir las chances de deshidratación.

Bebidas deportivas: se crearon para que los deportistas de élite pudieran nutrir al cuerpo luego de un entrenamiento y luego se popularizaron al resto de la población. Por su alto contenido de azúcar y sodio restauran los electrolitos que ayudan al cuerpo a absorber agua más fácilmente y mantenerte hidratado.

Pero precisamente por su alto contenido de azúcar hace que no sean adecuadas luego de un ejercitamiento liviano como salir a correr, una caminata o una clase de zumba, solo son recomendables para luego de un duro e intenso ejercicio como un maratón de zumba o una sesión de crossfit.

Dos horas después

El tiempo se requiere debido a que el cuerpo debe recuperarse primero antes de asimilar según qué nutrientes.

Batidos o licuados: son ideales por su bajo contenido de sodio, colesterol y calorías. Además, poseen proteínas, vitaminas, minerales y antioxidantes ideales para ayudar a reconstruir el organismo.

Son una excelente opción, más aún si son caseros, porque puedes elegir las verduras y frutas más adecuadas.

Yogur: es un alimento rico en calcio de fácil absorción (previenen la desmineralización de huesos y dientes), fósforo, vitaminas del grupo B y vitaminas liposolubles A y D. Además, son de fácil masticación, fácil conservación y contribuyen a hidratar el organismo por su elevado aporte de agua.

Leche chocolatada: su gran contenido de carbohidratos y proteínas ayuda a nutrir los músculos de manera rápida. Además, el azúcar ayuda a que el cuerpo digiera la proteína de la leche con mayor rapidez luego de un ejercicio intenso.