Era adicta al fast food pero logró perder 53 kilos con esta “arma secreta”

Frances Carpenter es una joven estadounidense que llegó a pesar 150 kilos. Esta situación opacó su vida durante varios años. La obesidad y el sobrepeso la hicieron más propensa a padecer diabetes y otras enfermedades crónicas.

https://www.instagram.com/p/BpxWtipl3aK/?utm_source=ig_embed

La joven detalló haber tenido un problema con su forma de alimentarse desde que era muy joven. Aseguró que “era lo único que le daba felicidad”, razón por la que los atracones se hicieron cada vez más constantes durante su adolescencia.

“Cuando me enteré que estaba camino a la diabetes y una serie de otros problemas de salud, decidí que no quería esto para mi vida”, dijo.

Y decidió dar un golpe de timón a su estilo de vida. Comenzó por un cambio en su forma de comer, y meses más tarde sumó una rutina de ejercicios. Su “arma secreta” -dijo- fue “la disciplina con la que combinó la perseverancia, la dieta y los ejercicios intensos”.

View this post on Instagram

My happiness, my light I worked hard to find it, and I work even harder to keep it. I got here by taking accountability for my own shit, acknowledging my faults, forgiving myself for all I had put myself through and finding empathy for those who hurt me along the way. This new life is worth the hard work & the emotional roller coaster that weightloss can bring. I am constantly reminding myself that there is no food that tastes as good as I feel. My life consists of constant daily reminders because that’s what it takes. Just because I’m here doesn’t mean it’s any easier, some days it’s even harder because I feel entitled for all the hard work I’ve put in. I had to put myself in check 2 years ago & still do everyday! This isn’t a choice, it’s me saving my own life one day at a time ❤️ #trasformationtuesday #Fitfam #crossfit #weightloss #Redlands #anaheim #Foodie

A post shared by ƒЯᗩnnY (@isfrannyfityet) on

Antes del “cambio de hábito” comía principalmente hamburguesas, pero luego una de las claves para perder peso fue reducir su consumo de carbohidratos. Después redujo su ingesta de arroz y pastas y los sustituyó por verdura para crear los mismos platos.

Le dio lugar a las verduras en su dieta y a proteínas más nobles como el pavo. Se alejó por completo de las gaseosas y, cuando su entrenador y médico pasaron su rutina de ejercicios a una más intensa, se le permitió agregar frutas y otros carbohidratos.

https://www.instagram.com/p/BpATC-xFNEp/?utm_source=ig_embed

El ejercicio fue fundamental, “las sesiones de cardio intenso fueron definitivas, pero además decidí darle una oportunidad al CrossFit logrando cambios impresionantes”, dijo.

https://www.instagram.com/p/Bor4B3UlWQa/?utm_source=ig_embed

“Mi vida cambió completamente para mejor. Lo más importante es que me volví mucho más activa. Puedo hacer cosas como viajar cómodamente y caminar todo el día sin cansarme. Tengo enormes cantidades de energía en comparación con antes”, explicó.

https://www.instagram.com/p/BmlrRpelEoR/?utm_source=ig_embed