El modo en que comes la pizza dice mucho de tu personalidad

Según expertos en lenguaje corporal, el 93% de los mensajes que se transmiten proceden de la comunicación no verbal.

Por lo tanto, es lógico deducir que los gestos y los movimientos dan muchos detalles de tu personalidad. Incluso la forma en la que comes pizza.

Así lo indicó la experta en lenguaje corporal y comportamiento humano Patti Wood. “Todo lo que haces—y la manera en que lo haces—se junta para contar una historia sobre ti”, asegura la mujer que imparte clases en la Universidad de Emory, en los Estados Unidos. En ese país es famosa por analizar los gestos de las celebrities en televisión y en las alfombras rojas.

Basándose en la teoría DISC del psicólogo estadounidense William Moulton Marston que determinó que los cuatros rasgos de comportamiento se centran en la dominación, la inducción, la sumisión y el cumplimiento, Wood dividió a las personas en cuatro categorías según cómo comen la pizza.

Si la doblas antes de morderla

En el caso de tener esa preferencia a la hora de comer pizza, sos una persona que toma el control de las cosas y se arriesga. Asimismo, sos bueno para la multitarea. La razón por la que la doblas es que quieress comerla de una forma eficiente, aunque la saboreas menos.

Si primero comes el borde

Los estudios de Wood indican que si empezás con los bordes buscás influenciar a los demás y marcar tendencia. Sos una persona dramática, ruidosa y a la que le gusta llamar la atención. Eso explica la rebeldía de ir contracorriente y arrancar por el final.

Si la comes con cubiertos

Si sos uno de ellos, estarías en la categoría de los “seguidores”. Sos una persona leal que apoyas a otros, confiable y resiliente. Esa tendencia a seguir el sistema es lo que te hace querer consumir la pizza de a trozos.

Si le das un mordisco

En el caso de que agarres el pedazo de pizza y lo muerdas sos un “cuidadoso corrector”. Una persona perfeccionista a la que le gusta comer de una forma que sabes que va a generar satisfacción.