El ají picante sería bueno para evitar accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos

Más allá de su sabor y de los efectos que puede traer en el estómago, el chile o ají picante, es conocido por presentar beneficios a largo plazo para la salud.

Un estudio, publicado en la revista científica Journal of the American College of Cardiology, comprobó que el riesgo de morir de un ataque cardíaco era un 34 por ciento menor entre los que comían ajíes al menos cuatro veces por semana, mientras que la muerte por accidente cerebrovascular se redujo a más de la mitad.

Asimismo, también se observó que redujo el riesgo de muerte por cualquier causa en un 23 por ciento, en comparación con aquellos que normalmente no lo incorporaban a su dieta.

“El aspecto más interesante es que la protección proporcionada por el chile es independiente del tipo de dieta adoptada en su conjunto, o si se come de manera saludable, o si se elige una dieta menos saludable, el efecto protector del ají es el mismo para todos”, detalló una de las autoras del trabajo, Maria Laura Bonaccio, epidemióloga de Neuromed, a través de Redacción Médica.

El compuesto del picante es bueno para la reducir la inflamación y limitar la propagación de las células cancerosas.

Estudios previos ya habían adelantado que comer comida picante reduciría el riesgo de problemas vasculares. Este estudio llamado Moli-sani es el primero en explorar las propiedades de esta especia en relación con el riesgo de muerte.

Licia Lacoviello, profesora de la Universidad de Insubria en Varese, explicó que el chile es un componente fundamental de otras culturas además de la italiana.

“A lo largo de los siglos, se asociaron propiedades beneficiosas de todo tipo con su consumo. Es importante ahora, que la investigación lo aborde de manera seria, proporcionando rigor y evidencia científica”, asegura