Diez recomendaciones con aval de la ciencia que ayudan a adelgazar

La obesidad es una de las epidemias del mundo actual. Anteriormente, se consideraba un problema de los países de altos ingresos, pero en la actualidad también es prevalente en los países de ingresos bajos y medianos.

Por definición, la obesidad es “un estado patológico que se caracteriza por un exceso o una acumulación excesiva y general de grasa en el cuerpo”. Y trae consigo un sinfín de enfermedades asociadas, que dañan la salud y disminuyen la calidad de vida de quien las padece.

Y pese a que el “mandamiento” más básico en la materia indique que “los kilos de más se eliminan ingiriendo menos calorías de las que se usan”, y que la experiencia demuestra que sólo un cambio de hábitos sostenido en el tiempo se traducirá en un descenso de peso real y duradero, esta época del año suele caracterizarse por la proliferación de “soluciones mágicas”.

Existen infinidad de dietas, algunas peligrosas, y un gran número de opiniones y consejos sin aval médico (Shutterstock)

Existen infinidad de dietas, algunas peligrosas, y un gran número de opiniones y consejos sin aval médico (Shutterstock)

Aquí diez consejos sanos que ayudan a perder peso, estén avaladas por la ciencia y que puedan ponerse en práctica hoy mismo, sin demasiadas complicaciones.

1- Consulta con el médico

Todo comienza por la consulta con el médico para hacer un control clínico, estudios preventivos y conocer el estado de salud.

2- Evitar la vida sedentaria

Subir escaleras, moverse y caminar, no estar más de media hora sentados sin levantarse y moverse un poco, todo suma y hace bien para evitar una vida sedentaria, uno de los principales males para la salud de esta época.

3- Hacer cuatro comidas por día

Tomarse el tiempo para cada comida. El almuerzo debe incluir abundantes verduras y si se van a comer alimentos con harinas, preferentemente que sean a partir de granos enteros y las personas mayores de 40 años, pueden incorporar Satial, un inhibidor de la asimilación de almidón, para disminuir el índice glucémico de los alimentos.

La Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos (FDA) llevó a cabo una extensa revisión de los datos clínicos e información de este suplemento que reduce la digestión enzimática de almidón presente en los alimentos, confirmando su eficacia y aprobando los claims de uso y segurida.

Es vital romper el ayuno nocturno para empezar el día con energía (Shutterstock)

Es vital romper el ayuno nocturno para empezar el día con energía (Shutterstock)

4- Aumentar el consumo de frutas y verduras

Las verduras y las frutas ayudan a saciar con poco aporte de calorías, la ideal no es sólo sumarlas a la alimentación diaria, sino que reemplacen el exceso de alimentos ultraprocesados y con exceso de azúcar.

5- Agua, un aliado fundamental

Es preferible tomar agua y no bebidas con edulcorantes porque éstas, aunque pueden no tener calorías, envían al cerebro ‘señales’ que pueden desencadenar en que el organismo ‘pida’ más dulces.

6- Tamaño de las porciones

Las porciones deben ser medianas, no exageradas, ni tampoco excesivamente pequeñas. Un buen tip para orientarse podrá ser “servir medio plato de lo que habitualmente se comía y en lo posible utilizar platos no muy grandes”.

7- Que no falten nutrientes

El selenio se aporta con la alimentación y está presente en mariscos, carne y verduras como principales fuentes, pero al disminuir el selenio de la tierra por los cultivos intensivos, las carnes y verduras aportan mucho menos de este mineral y su déficit es muy frecuente en la población.

En la alimentación moderna tienden a faltar nutrientes (Shutterstock)

En la alimentación moderna tienden a faltar nutrientes (Shutterstock)

8- Dormir bien

Se necesita dormir más de siete horas diarias, no hacerlo puede provocar estrés, que predispone a diferentes cuadros patológicos, entre ellos alteraciones del metabolismo.

9- Hábitos saludables

Adquirir hábitos saludables, como realizar actividad física, practicar deporte y mantener una alimentación completa, evitando en lo posible las dietas hipocalóricas estrictas sería un buen resumen del estilo de vida que conviene adoptar.

10- Actitud positiva

No darle al peso más importancia de la que tiene, es saludable mantener el peso adecuado, pero no debe ser el foco de todas las conversaciones y no debe cambiar el estado de ánimo. Tener una actitud positiva es clave para mantenerse saludable y con una actitud positiva.