Cuáles son las enfermedades que pueden afectar a la fertilidad

La infertilidad es considerada la incapacidad de lograr el embarazo después de programar cuidadosamente sexo sin protección durante un año. Esta condición puede afectar tanto a hombres como a mujeres.

Un reciente trabajo firmado por los doctores Amiram Magendzo y Adela Camus, ginecólogos especialistas en Medicina Reproductiva de Chile, indagaron sobre qué enfermedades pueden estar detrás de la incapacidad de procrear y enumeraron algunas posibilidades.

Miomas: los miomas son tumores benignos del útero, que se producen por causa genética y que pueden reaparecer.

En general, no generan problemas de fertilidad, a no ser que tengan más 5 centímetros de tamaño o que crezcan hacia la cavidad uterina y el endometrio, disminuyendo el espacio, lo que puede afectar la implantación de un embrión.

Recanalización de las trompas: uno de los requisitos para poder hacer una inseminación artificial es que la trompas sean permeables, es decir que no haya ninguna obstrucción, lo que no siempre sucede cuando se realizó una recanalización de trompas, tras haber sido cortadas.

De acuerdo con el especialista, la tasa de éxito es variable y depende de la técnica y el tiempo que se hizo. Se evalúa si están abiertas y si no, de todas maneras se puede hacer una fertilización in vitro.

Útero doble o didelfo: cuando el útero tiene dos cuerpos (se ve como un corazón), por algún trastorno de formación, hay que hacer estudios como con cualquier paciente, pues es posible tener un embarazo normal, aunque el parto pueda ser prematuro. “En sí no es un riesgo.

En general, muchas malformaciones no provocan infertilidad, sí problemas en el embarazo y parto, por eso hay cosas que hay que operar antes del embarazo”, dicen los especialistas.

Ovario poliquístico o síndrome de Stein Leventhal: en este caso sí puede causar infertilidad, dado que muchas pacientes afectadas por la condición no ovulan y tienen más posibilidades de tener pólipos y resistencia a la insulina.

En caso de presentar esta condición es necesario asegurarse de que la mujer está ovulando, tiene que estar bien metabólicamente, explicaron los expertos. No obstante, cada caso debe ser analizado por un especialista experto en fertilidad. La recomendación es no esperar y visitar al médico personal.