Conserva el cabello perfecto (pese a la lluvia)

En un día lluvioso el pelo parece que tenga vida propia. La humedad y el frío no son los mejores compañeros para que el cabello luzca peinado y perfecto, sino que generan ese desagradable frizz.

El pelo en el que se nota más el efecto de la lluvia es el de mayor densidad, rizado y ondulado.

Es decir, los que tienen formas suelen ser más propensos a indisciplinarse, pero eso no implica que si tienes el pelo liso estás exenta de preocupaciones. Uno de los trucos para tratar de mantenerlo bajo control es hidratarlo y nutrirlo correctamente durante todo el año.

Está comprobado que el pelo bien hidratado sufre menos los efectos climáticos que aquellos que no lo están. Por eso es fundamental que no descuides tu melena.

Del mismo modo, el frizz también puede aparecer porque el pelo es quebradizo. Las puntas que se parten suelen extenderse hacia arriba y eso hace que se noten más esos pequeños cabellos.

Asimismo, existen algunos tips que te pueden ayudar:

– No te lo toques mucho ni tampoco te lo peines de forma continua para no aumentar la energía estática.

– A ser posible, sal de casa con el pelo totalmente seco, porque si está húmedo se secará más despacio y en condiciones poco idóneas que le harán tomar cualquier forma.

– No salgas de casa inmediatamente después de secarlo, porque no se habrá asentado bien el peinado.

Resultado de imagen para cabello lluvia

– Si tienes que elegir algún peinado, es mejor recogerlo ligeramente, aprovechando la tendencia actual de las trenzas o los moños.

– Usa cremas para peinar específicas para tu pelo, así te será más fácil cepillarlo y que se mantenga la forma del cabello.

– Aplica en el pelo aceite de coco o productos similares para hacer que pese más y tienda menos a elevarse.