7 maneras sencillas de reducir las varices sin usar un tratamiento médico

Las venas varicosas afectan a más del 35 por ciento de las personas que viven en los Estados Unidos, y es más probable que las mujeres padezcan esa afección que los hombres.

Aunque no importa a qué grupo pertenezcas, si padeces esta afección, lo más probable es que estés buscando una forma segura y fácil de eliminar las varices. Afortunadamente, no tienes que sufrir con piernas doloridas y antiestéticas por mucho tiempo.

Se han producido diversos avances en el tratamiento de las varicosidades en los últimos años, ofreciendo a los pacientes formas mínimamente invasivas y sin dolor para restaurar la salud de tus piernas.

¿Qué son las venas varicosas?

Las varices van desde venas torcidas y abultadas en las piernas hasta las spider veins más pequeñas y violáceas que aparecen cerca de la superficie de la piel.

Ambos tipos de venas se consideran varicosas: las arañas vasculares son solo una forma más leve del problema.

Estas se producen cuando las venas son incapaces de bombear la sangre de regreso al corazón debido a válvulas defectuosas, mala circulación, edad, hormonas u otros factores.

Cuando esto sucede, la sangre se acumula en las piernas, los pies y los tobillos, ejerciendo presión sobre las venas de las piernas.

https://us.emedemujer.com/wp-content/uploads/sites/3/2018/08/iStock-646699330-555x360.jpg

Los síntomas de las venas varicosas incluyen picazón, tirones, sensación de dolor y dolor intenso. Las personas con venas varicosas encuentran que sus piernas a menudo se sienten pesadas y pueden estar hinchadas al final del día.

La mayoría de las personas que sufren de venas varicosas descubren que la condición afecta su salud psicológica. A menudo evitan participar en actividades como deportes, natación y tomar el sol para evitar exponer sus piernas. But no more! No tienes que esconder tus piernas.