10 claves para evitar la hinchazón por retención de líquidos

La retención de líquidos se genera por acumulación de agua en los tejidos de nuestro cuerpo. Se produce cuando existe un desequilibrio en nuestro organismo provocado por las fuerzas que regulan el paso de los líquidos de una zona a otra.

Padecer retención de líquidos puede ser muy molesto. Por eso a continuación te compartimos algunos consejos a implementar durante las comidas que te van a ser de gran ayuda, aliviando los síntomas.

  • Desayuno: incorpora avena en el desayuno dentro de una infusión pero sin azúcar. Puedes utilizar la fina instantánea o los copos naturales. Es muy beneficiosa debido a que la avena es un cereal muy noble con amplias propiedades, es libre de gluten, contiene muchos nutrientes y casi nada de sal.

propiedades de la avena

  • Colaciones entre horas: los mejores té para este caso son los de cola de caballo, diente de león, hojas de olivo. Recuerda tomarlos sin azúcar. Son diuréticos naturales y ayudan a aumentar la cantidad de orina facilitando la liberación de líquido del organismo.
  • Colaciones antes del almuerzo: tomar té verde antes del almuerzo también ayuda a descongestionar la vejiga. La única contraindicación es para las personas que tienen anemia o dificultad para absorber el hierro (si tienes ese problema no lo tomes). Sus propiedades antioxidantes son las que ayudan a la diuresis.
  • En la cena: el jengibre mejora la circulación sanguínea y esto es favorable para las zonas que forman edemas a raíz de la retención de líquidos. Para utilizar el jengibre si el sabor te resulta muy fuerte, puedes usarlo rayado en alguna preparación, por ejemplo va muy bien con el pollo y limón. También viene en polvo para cocinar.

beneficios del te de jengibre

  • Colaciones: los caldos de verduras, caseros y sin sal, los podés tomar a cualquier hora del día. Evitá los cubitos de caldos y las sopas instantáneas porque contienen mucho sodio.
  • Jugos detox: los jugos verdes son buenísimos para desintoxicar el organismo y esto también ayuda a eliminar la retención de líquido acumulado. Puedes hacerlos de verduras solamente, por ejemplo apio, acelga, pepino, o puedes combinar alguna de estas verduras con frutas como la manzana verde, la pera, el limón. También puedes hacer jugos con zanahorias, naranjas y remolacha. Tomarlos en ayunas ayudan mucho más.
  • Bajo sodio: recuerda que la sal es un agente de retención de líquidos, si bien la OMS, recomienda consumir 5 gramos de sal por día, ten en cuenta que la mayoría de los alimentos industrializados tienen altos contenidos de sodio. Por eso la recomendación es que no sumes sal y para eso no la agregues en tus preparaciones.

hipertension

  • Actividad física: cualquier tipo de ejercicio que realices a un ritmo moderado ayudará a tu organismo a eliminar los líquidos acumulados. Desde hacer caminatas, hasta trotar o andar en bicicleta sera muy beneficioso para la salud en general.
  • Proteínas: las proteínas ayudan a que el organismo no retenga líquidos. Si no consumes proteínas con frecuencia y tienes retención, comienza a incorporarlas de a poco a tu dieta. Recuerda que las proteínas no solo están en las carnes sino que otros alimentos la aportan como el huevo, los champiñones, los manís, legumbres como el garbanzo, la soja y las lentejas.
  • Minerales: los minerales que aportan algunos alimentos ayudan a mantener un equilibrio en los líquidos. Para consumir la cantidad ideal por día, puedes agregarle al yogur dos cucharadas de germen de trigo. Además para equilibrar los minerales ayuda mucho consumir alimentos con alto contenido en potasio, algunos de estos alimentos son la banana, naranja, kiwi y verduras como el repollo, remolacha, palta y alcauciles.

proteinas legumbres

Otras técnicas que ayudan a aliviar estos síntomas son las siguientes:

  • Reposar con las piernas en alto, levantando la cama en la zona de los pies por 5 cm aproximadamente.
  • Si no puedes levantar la cama, utiliza un almohadón para elevar las piernas.
  • Drenajes linfáticos, pero antes consúltalo con tu médico.

Esperamos que todos estos consejos te ayuden a aliviar este malestar. Si ves que pasan los días y a pesar de seguir esta rutina no baja la retención de líquido de tu cuerpo, sobre todo en pies y piernas, te recomendamos consultes al médico para su evaluación.