Vitamina A: por qué es fundamental para tu cuerpo

La vitamina A es infaltable en nuestra alimentación. Para empezar, es esencial para la vista y para el buen desarrollo de los huesos y la piel.

Esta vitamina juega un rol fundamental en el mecanismo de la visión, en el crecimiento y desarrollo de los huesos, piel, ojos, uñas y pelo. Además favorece la resistencia a las infecciones y desempeña un papel fundamental en la reproducción.

El betacaroteno posee las propiedades de la vitamina A y también tiene la capacidad de ser antioxidante. Es decir, protege las células y podría ayudar a prevenir enfermedades degenerativas.

Se ha reconocido su acción sobre la prevención de las cataratas, su efecto beneficioso en procesos inflamatorios y los relacionados con los procesos de envejecimiento.

Qué son y dónde se encuentran los betacarotenos

Los betacarotenos son pigmentos que pertenecen a la familia de los carotenoides y que nuestro organismo es capaz de transformar en vitamina A.

Se encuentran tanto en el reino animal en forma de retinol y en el reino vegetal bajo la forma de betacarotenos.

Por ejemplo en yema de huevo, aceite de hígado de pescado, productos lácteos, lácteos fortificados con este micronutriente, vegetales de color rojo como ají y tomate, calabaza, zanahoria, batata, espinaca, lechuga, brócoli, repollitos de bruselas y espárragos.

La vitamina A es muy importante para el cuidado de la piel. Por eso, en esta época de alta exposición a los rayos solares es bueno incorporarlo a tu alimentación. El retinol porque ayuda a tener una piel fresca y los betacarotenos por su acción antioxidante y su asociación con el bronceado.

Qué función tiene en el embarazo

Durante el embarazo es importante cubrir los requerimientos de vitamina A ya que juega un papel fundamental en la reproducción, el crecimiento y el desarrollo celular.

Sin embargo consumirlo en exceso puede provocar intoxicación, por eso se recomienda consultar a tu médico antes de incluir en tu dieta algún suplemento de esta vitamina.