Parece que la pasión por los unicornios no va a decrecer, al menos todavía no. Después de colarse en todos los complementos, juguetes, vestimenta y hasta en nuestros platos ahora se metió de lleno en una tendencia que emergió en 2014: teñirse el vello de las axilas.

Con fines reivindicativos y rompiendo los cánones de belleza establecidos, hace varios años que empezó la moda de teñirse los pelos de las axilas de color.

La obligación de eliminar el vello corporal en el cuerpo por el mero hecho de ser mujer es algo que se cuestiona desde hace ya un tiempo y se buscaron distintas formas para debatir la cuestión, la última de la mano de los unicornios.

Así fue como surgió Unicorn Armpit Hair y de a poco esa tendencia dijo presente en Instagram, la red social que marca las últimas novedades en moda, gastronomía y belleza.

Los colores más elegidos para esta moda son los que se relacionan con esta criatura mitológica como azul, verde, morado, rosa y en versión arcoíris, que sirve además como apoyo a los derechos LGTBIQ+.