La modelo Sophia Hadjipanteli rompió estereotipos como modelo. Aunque es rubia de ojos claros y una figura espectacular, llamó la atención por su “uniceja”, que se niega a depilar.

Su Instagram tiene casi 300.000 seguidores y desafía los cánones de belleza. Sin embargo, denunció que recibió amenazas de muerte por parte de personas que no soportan su imagen y la atacan por su aspecto.

En una entrevista para Good Morning Britan, la joven de 22 años contó los agresivos comentarios que recibió pero que trata de no darle importancia. “Recibo muchas amenazas de muerte“, afirmó.

Hadjipanteli nació en Chipre, se mudó a Londres y actualmente vive en Estados Unidos. La modelo contó que sufrió bullying desde chica pero no por algo relacionado a su rostro sino a su forma de vestirse, tener padres inmigrantes y no hablar inglés.

“Trato de no leer muchos de esos comentarios... es una pena que cuando quieres leer los buenos comentarios tienes que pasar por los malos, pero creo que lo vale”, comentó.

Algo de lo que reconforta a Sophia, en medio de las agresiones que recibe, es que a su novio le encanta su aspecto. La joven está en pareja con Zac Apostolou, un fotógrafo asentado en Londres.

“Él también tenía uniceja cuando era niño. Yo me tiño las cejas. Naturalmente son oscuras pero no así de oscuras así que siempre que las estoy pintando él se interesa mucho en lo que hago”, dijo.

Sophia contó que la autoaceptación comenzó en 2014, cuando accidentalmente pintó sus cejas de negro y en lugar de corregir el color decidió adoptar su nuevo aspecto y lucir sin complejos sus peculiares cejas, algo que le ayudó a conseguir un contrato con una agencia británica de modelos.

Además, recordó que cuando era adolescente quería tener cejas más delgadas, pero justo en esa época se puso de moda tener cejas gruesas y lo aprovechó.