Un hombre subió a la torre de teléfonos celulares de Hialeah para llamar la atención sobre la muerte de su padre

Un hombre que escaló una torre de telefonía celular en Hialeah y se quedó allí durante horas el mes pasado dijo que lo hizo para llamar la atención sobre la muerte de su padre.

Pablo Torres, de 58 años, compareció en la corte el lunes, más de un mes después de haber escalado una torre de 200 pies cerca de 45th Place y Palm Avenue. Usó una cuerda para subir la torre y se estiró en una plataforma mientras los miembros de la familia miraban.

Torres dijo que lo hizo porque su padre murió por los efectos de la exposición al asbesto en materiales de construcción y dijo que tiene una demanda en curso en el sistema judicial.

Torres pasó seis horas en la torre mientras los negociadores de la policía de Hialeah trataban de convencerlo de que bajara.

El juez liberó a Torres el lunes bajo palabra y sin fianza. Se espera que comparezca ante el tribunal el próximo martes para su comparecencia ante el tribunal por otros cargos de robo y resistencia al arresto.