Sentirse hinchado es una molestia. Ya sea por gases o retención de líquidos, la inflamación en cualquier parte del cuerpo nos hace sentir incómodos.

Sabemos que existen alimentos que nos ayudan a equilibrar esto. Hoy, veremos tres ejercicios que podemos hacer para volver a la normalidad.

1- Abdominales con rodillas al pecho

Si tenemos hinchada la panza, esta es una buena opción para mejorarnos (y dejar atrás los dolores). Recostados boca arriba en el piso, levantaremos las piernas en forma de banco y separaremos el torso del piso (con las manos en la nuca). Ahora, extenderemos alternadamente los pies. ¿Cuántas veces? 3 series de 25 repeticiones.

2- Torsiones

Seguimos con el abdomen, aunque aquí sumamos la espalda y el cuello. Parados, con los pies separados a un ancho de hombro, colocaremos las manos en la cintura y giraremos el tren superior a uno y otro lado.

Repetimos 15 veces esta torsión. Luego, en la posición original estiramos el brazo derecho hacia arriba, al tiempo que el torso baja hacia el lado contrario. Esta segunda rutina deberemos hacerla 25 veces de cada lado.

3- Rotación de brazos y pies

A veces lo que causa la inflamación es la retención de líquidos. Por eso, las manos y pies lucen más grandes de lo normal. Para evitarlo tenemos que pararnos, estirar los brazos hacia adelante y girar las muñecas 15 veces a cada lado. Después podés hacer 20 círculos con los brazos. Luego, hacé lo mismo con las piernas y repetí dos veces la serie.

Haz esta rutina tres veces a la semana ¡y olvidate de la hinchazón!