Samsung anunció este lunes que pospone el lanzamiento de su nuevo Galaxy Fold, el smartphone con pantalla plegable de 2.000 dólares, luego de las críticas y los problemas que reportaron los especialistas.

Los periodistas especializados que recibieron antes de su lanzamiento el dispositivo evidenciaron un desprendimiento de la película protectora del dispositivo, la aparición de grietas y, en última instancia, el hecho de que dejó directamente de funcionar.

Según revelaron los analistas especializados en teléfonos celulares, como el youtuber Marques Brownlee, y los periodistas Mark Gurman, de Bloomberg, y Stevee Kovach, de CNBC; la pantalla AMOLED del Samsung Galaxy Fold viene equipada con una fina lámina protectora de material plástico que, si se retira, puede provocar daños en forma de grietas y mal funcionamiento.

A través de su manual de instrucciones, Samsung advierte de que “retirar la capa protectora o utilizar adhesivos en la pantalla principal, como protectores de pantalla o pegatinas, pueden causar daños“.

No obstante, según reconoce Gurman en su Twitter, la compañía no lo especifica claramente en el manual del producto.

Tras las críticas, el gigante surcoreano lanzó un comunicado oficial en el que dice que “Samsung está trabajando para asegurar que todos sus dispositivos ofrecen la mejor experiencia de cliente y la mejor calidad en el momento de ponerlos a la venta”.

Dicho comunicado agrega que se ofrecerán más detalles lo antes posible.