Siete consejos para cuidarte a ti mismo

Author

Categories

Share

Hay momentos del año en los que las obligaciones nos pasan por arriba.

Por eso, con todo ese estrés a veces es difícil acordarse de que es importante que nos cuidemos y, cómo no, ¡que nos mimemos un poco también! Si no sabes cómo hacer, aquí van siete consejos que pueden ayudarte (e, incluso, convertirse en propósitos de año nuevo, si eres de los que cree en hacer esas listas).

1- Considerar nuestras necesidades como algo importante y no sentirnos culpables por ello. Si no nos valoramos lo suficiente, será difícil que eso se refleje hacia afuera y no estaremos en condiciones de ayudar a otros.

2- En este sentido, es importante encontrar un tiempo para nosotros. ¿Qué significa esto? Que al menos por unos minutos al día nos merecemos estar tranquilos y hacer lo que de verdad queremos.

Esto puede traducirse en sentarnos sin nadie alrededor en el living, leer, ir al gimnasio, meditar o aprender un curso de algo que nos interese. Lo importante: no sentir la presión de las obligaciones diarias.

3- De la mano de lo anterior, procura comer y dormir bien, para tener energías y la mente despejada.

4- Busca en tu vida qué cosas te estresan y considera si valen la pena. ¿Son lo suficientemente importantes? Luego, actuá en base a esta pregunta. Eso sí, ten en cuenta que quizás sea tu actitud la que provoca el estrés.

Si este es el caso, busca la forma de cambiarla. La idea es ser capaces de controlar las tensiones para que no nos hagan mal.

5- Otra cosa que puedes hacer es apreciar a las personas que tienen una influencia positiva en tu vida y rodearte de ellas, porque serán quienes te acompañen en tu proceso de crecimiento.

6- Un consejo fundamental es permitirnos sentirnos mal, sufrir, llorar. Suprimir el dolor no hará que los problemas se vayan; al contrario, los encerrarás dentro tuyo como una pequeña piedra que molestará en todo o que hagas.

7- Por último, entiendete. De un análisis propio encontrarás cosas que estarás en condiciones de cambiar pero también descubrirás aquellas sobre las que nada podrás hacer.

Es aconsejable aceptar esto, no luchar contra nosotros mismos en todos los frentes, porque cuanto mejor estés, más útil serás para los que te rodean.

Author

Share