Si notás que tus movimientos en la cama son poco variados, que no tenés la destreza o que te cansás muy rápido quizás tu vagina esté bloqueada. Así es como llaman algunos sexólogos al hecho de estar cohibida durante el acto sexual. Esta situación no es un problema físico y es de fácil solución.

En la mayoría de las posturas sexuales, hay un miembro de la pareja que participa de forma más activa. En el caso del estilo “perrito” es el hombre y en el caso de la “vaquerita” es la mujer. Sin embargo, hay mujeres se sienten un poco incómodas a la hora de dominar la situación.

“La mujer en el plano sexual carga con la mochila del pasado, una en el que su disfrute estaba oculto y en el que las relaciones estaban dadas por y para la reproducción. Esa mochila está llena de tabúes y de miedos.

En nuestras casas o escuelas nunca se nos habló sobre la importancia de la autoexploración, los orgasmos, el reconocer nuestro cuerpo y sentirnos a gusto, es por eso que cuesta que las mujeres logren liberarse para poder disfrutar plenamente del acto sexual”.

Para tener más habilidad y destreza en los movimientos entre las sábanas, contás con un aliado: el baile. Esta actividad te prepara físicamente para luego poder desenvolverte mejor en el dormitorio.

Para desbloquear tu vagina y disfrutar de tu flexibilidad es bueno que bailes poniendo en movimiento solo tus caderas. Puedes empezar parada, con las piernas separadas y moviendo la pelvis hacia delante y hacia atrás. El resto del cuerpo debe permanecer inmóvil. Estos pequeños ejercicios te ayudarán a mejorar tus movimientos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here