Sexo: cinco ventajas de elegir la posición correcta

La postura que elijas para las relaciones sexuales es clave para poder llegar al orgasmo.

No todas las posiciones son igual de eficaces en ese aspecto y, si bien es bueno variar, es importante saber cuáles son aquellas que te permiten llegar al placer máximo.

El 70 por ciento de las mujeres reconoce que necesita de la estimulación del clítoris a la par que la penetración para que le resulte más satisfactorio el acto sexual. Las dos cosas son fundamentales para llegar al clímax. Para eso, se debe elegir una postura que lo permita.

Esa es una de las razones por las que la mujer se beneficia al ubicarse encima en las relaciones sexuales (en cualquiera de las posiciones). Pero no es la única ventaja, conocelas todas:

1. Dispones del control: estar encima te permite dirigir la velocidad, el movimiento y el ángulo de penetración del acto sexual.

2. Mayor placer: la penetración es más profunda gracias a la acción de la gravedad y se estimula mejor el punto G.

3. Más estimulación: en esta postura puedes friccionar el clítoris con el hueco púbico de tu compañero, por lo que la estimulación aumenta considerablemente.

4. Todo está a tu alcance: colocarte arriba te permite tener un acceso más fácil al cuerpo de tu pareja.

5. Versatilidad: una de las enemigas del placer sexual es la rutina y el estar arriba no es limitante, sino más bien todo lo contrario. Existen muchas variedades y formas de colocarse que hará que no te aburras.

Así que ya tienes varios motivos por los que convertirte en una amazona dentro del dormitorio. Prueba cuál de las posturas y variaciones se adapta más a ti.