Sarku Japanese, en el Centro Comercial Internacional de Miami, fue ordenado cerrar por tercera vez la semana pasada por un inspector del estado.

Los registros muestran que esta vez se encontraron 33 violaciones.

Se encontraron cucarachas vivas y muertas dentro del negocio, y también hubo problemas de lavado de manos con un empleado.

Mientras tanto, se descubrió un problema de cucarachas en The Porterhouse en Sunny Isles Beach y en Gyroville en Fort Lauderdale.

Los Dunkin’ Donuts ubicados en el BJ’s Wholesale Club en Pembroke Pines operaban sin licencia, según los inspectores.