Sandwiches: 3 opciones saludables para comer fuera de casa

Un buen sándwich sí puede ser una comida saludable, es un error creer que no. Entre dos panes, para comer con la mano sin necesidad de platos ni cubiertos, resulta una solución ideal para calmar el hambre en muchísimas ocasiones.

¿No hay ganas de cocinar? ¿Poco tiempo? ¿Vianda para los chicos, o para llevarnos al trabajo? Dado que los nutricionistas recomiendan no saltearse comidas, el sándwich puede ser una opción aliada.

– Es muy versátil: puede tener rellenos variados, hacerse con distintos panes y comerse en cualquier momento del día.

– Cómodo: fácil de comer, de llevar, es una opción de comida fácil de transportar y comer fuera de casa.

– Rápido: En los momentos de hambre tendemos a comer lo primero que encontramos en la alacena, en la oficina, o nuestro lugar de paso. En esta situación, donde se buscan alternativas rápidas, el sándwich es una de las mejores para poder comer algo realmente saludable.

Ideas para preparar sandwiches saludables

De pollo con palta

– Dos rodajas de pan negro con semillas, si lo podemos hacer en casa mucho mejor

– Unas rodajas de pechuga de pollo

– Lechuga

– Tomate

– Zanahorias

– Palta

Podemos aderezar con una cucharada de queso blanco y mayonesa light.

De atún, queso y aceitunas

– Pan de salvado

– Media lata de atún

– Aceitunas

– Una feta de queso

– Pepino

– Apio.

De berenjenas

– Pan negro

– Berenjenas

– Pimientos cocidos

– 1/2 huevo

– Queso

También se puede hacer una mayonesa de zanahorias o humus para untar los panes como otra alternativa saludable y rica para evitar los aderezos comunes llenos de calorías y grasas saturadas.