Un grupo de 43 ciudadanos mexicanos fue liberado en Canadá después de haber sido obligado a trabajar de manera casi gratuita en hoteles como “esclavos modernos”, dijo la policía el lunes.

Los trabajadores, en su mayoría hombres de 20 a 46 años, habían sido atraídos a Canadá por una red criminal a través de anuncios en redes sociales en los que les prometieron oportunidades laborales y residencias permanentes a cambio de elevadas sumas de dinero.

Sin embargo, una vez allí la realidad distaba mucho de lo prometido. Fueron alojados en “condiciones sórdidas” en ciudades del centro y este del estado de Ontario y obligados a trabajar en hoteles de la zona, explicó la policía en una conferencia de prensa.

Los inmigrantes estaban alojados en condiciones infrahumanas y explotados.

Los inmigrantes estaban alojados en condiciones infrahumanas y explotados.

Los dos responsables de una empresa de limpieza en el área de Barrie, Ontario, están en la mira de los investigadores, a pesar de que no fueron arrestados.

“El tráfico de seres humanos es una forma moderna de esclavitud”, explicó a la prensa el comisario adjunto Rick Barnum. “La explotación está en el corazón de este delito”.

“Las víctimas eran transportadas diariamente a hoteles y establecimientos turísticos del centro y sur de Ontario para trabajar como limpiadores”, continuó Barnum.

Se les cobraba por alojamiento, transporte y muchos otros conceptos. Los traficantes controlaban sus salarios. Tras pagar esos costos, los trabajadores se quedaban con cantidades mínimas, en algunos casos de menos de 50 dólares al mes“, añadió.

La Policía aseguró que los propietarios de los hoteles que contrataban a los mexicanos no sabían en qué condiciones se encontraban.

La investigación, que movilizó a más de 200 policías, se inició en 2015, cuando la Policía recibió denuncias de la operación de una red criminal que explotaba a trabajadores extranjeros.

Los inmigrantes pudieron recuperar su libertad la semana pasada. Según Barnum, una de las víctimas dijo a la policía: “Ayer fui a dormir como un esclavo y esta mañana me levanto como un hombre libre“.

Todos estos trabajadores estaban en una situación irregular, dijo la policía. En los últimos días, se les ofreció un trabajo y fueron reubicados en al área de Barrie.