Qué es mindfulness y cómo se practica

Author

Categories

Share

Aunque se trata de una disciplina milenaria vinculada al budismo, en las últimas décadas la práctica de mindfulness se popularizó más allá del ámbito religioso y hoy es recomendada por médicos y psicólogos en todo el mundo por sus beneficios terapéuticos.

Pero ¿qué significa mindfulness? El término es una traducción al inglés de «sati» un vocablo en lengua pali usado hace 2.500 años. Su versión en español más difundida es «atención plena» o «conciencia plena».

Su objetivo principal es «prestar atención de manera consciente a la experiencia del momento presente con interés, curiosidad y aceptación», según lo define la Sociedad Mindfulness y Salud.

¿Qué es la meditación mindfulness? 

Es una técnica de meditación​ que en Occidente se popularizó de la mano del estadounidense Jon Kabat-Zinn.

Profesor de medicina de los Estados Unidos (con doctorado en biología molecular), fundó la Clínica de Reducción de Estrés en el Centro Médico de la Universidad de Massachusetts. Allí introdujo a los pacientes a la práctica de mindfulness para el tratamiento de problemas físicos, psicológicos y otros síntomas asociados al estrés.

«Según algunas investigaciones, en el mediano y largo plazo la práctica de mindfulness produce cambios relacionados con la capacidad de afrontar los desafíos y las dificultades de la vida cotidiana, como el estrés y la enfermedad, lo que permite lograr un mayor sentido de bienestar», afirma Santiago Nader, Director Ejecutivo de la Sociedad Mindfulness y Salud.

¿Cómo hacer meditación mindfulness?

Hay distintos tipos de meditación mindfulness, algunas en quietud, otras en movimiento y con diferentes posturas del cuerpo. Puede practicarse en cualquier espacio físico y en general se le dedica entre 15 y 30 minutos.

Para aprender a hacer meditación mindfulness, lo más recomendable es iniciar con un curso orientativo con un profesor calificado. Sin embargo, hay algunas indicaciones que pueden ponerse en práctica, a saber:

Cualquier persona, con entrenamiento adecuado, puede practicar mindfulness.

Cualquier persona, con entrenamiento adecuado, puede practicar mindfulness.

  • Buscar un lugar cómodo donde se pueda estar tranquilo, sin interrupciones.
  • Cerrar los ojos o entrecerrarlos, para «volcar» la mirada hacia adentro.
  • Recorrer con la atención cada parte del cuerpo, identificando las sensaciones que puedan estar presentes y aceptándolas. Habrá zonas con sensaciones más agradables, otras desagradables y algunas zonas donde no haya sensación alguna. Se debe dar el mismo grado de atención y curiosidad a todas.
  • Luego de unos minutos, «abrir» la atención a los estímulos que llegan a través de los sentidos. Nuevamente, habrá estímulos con diferentes niveles de agrado, pero no hay que juzgar ni preferir unos sobre otros.
  • Luego será tiempo de comenzar a observar el campo de las emociones o a la ausencia de ellas.
  • De la misma forma, se podrá observar los pensamientos que surjan. La clave es no analizar el contenido del pensamiento, sólo hay que percibirlo. Basta con darse cuenta de que en determinado momento hay un pensamiento en la mente. Igual que con las emociones, habrá que dejarlos pasar.
  • Por más simple que parezca el ejercicio, se trata precisamente de poder centrar la atención.

Author

Share