Qué aderezos se guardan en la heladera y cuáles no

Desde que la heladera llegó a las casas domésticas cambió la forma en las que las personas guardan y almacenan los alimentos.

Con sus múltiples ventajas también trajeron algunas dudas sobre qué comidas van dentro y cuáles afuera. Y entre ellas, los aderezos no se escapan de este dilema.

Este portal ya explicó hace un año que el ketchup se puede guardar fuera del frigorífico mientras no se abre, pero una vez se destapa debe pasar a estar refrigerado para mantener la integridad del producto y para que sus componentes ácidos no alteren el sabor. ¿Qué ocurre con el resto de las salsas y aderezos?

Pues lo mismo ocurre con su compañera inseparable, la mostaza. Una vez abierta es mejor mantenerla refrigerada.

En el caso de la tercera en discordia, la mayonesa, es una de las salsas más peligrosas si se conservan dentro de la heladera porque la calidad de sus componentes se puede ver afectada en el momento en el que la cadena de frío se rompa y se corten sus ingredientes.

En el caso de la salsa picante tiene pocas desventajas mantenerla a temperatura ambiente, pero su conservación una vez se abra puede alargarse hasta los seis meses si la guardás en la nevera.

La salsa de soja es aconsejable mantenerla refrigerada porque así mantiene mejor su sabor, sino empieza a tener un gusto cada vez más salado.

La manteca se mantiene en frío dado que a temperatura ambiente se derrite. Por su parte, la miel se aconseja guardarla también en frío si se usa de forma regular, sino es mejor guardarla en la alacena porque se esperará y se formará un bloque con el que resulta difícil esparcirlo una vez se quiera.

En el caso del aderezo para ensaladas la mayoría llevan vinagre o algún tipo de vinagreta, así que dejarlo a temperatura ambiente puede modificar su sabor. Finalmente, el aceite de oliva puede ir fuera o dentro de la heladera, pero si querés alargar su vida útil mejor refrigeralo.