Microsoft explicó que su navegador Internet Explorer hace tiempo que se mantiene solo por razones de compatibilidad, sobre todo, a nivel empresarial, y aconseja a sus usuarios no usarlo como navegador predeterminado.

En una entrada publicada en el Blog de Microsoft, el responsable de ciberseguridad de la compañía, Chris Jackson, ha explicado que los desarrolladores hace tiempo que no prueban nuevas herramientas o aplicaciones en Internet Explorer, ya que este navegador solo se mantiene debido a que ciertas empresas trabajan con los estándares de ese navegador.

Jackson ha señalado en la entrada que muchas empresas usan páginas webs antiguas en sus intranets y necesitan los viejos estándares HTML, que no están disponibles en navegadores modernos como ChromeFirefox o incluso el nuevo browser de Microsoft, Edge, pero sí en Explorer.

Edge, el navegador de Microsoft que reemplazó al Internet Explorer.

Edge, el navegador de Microsoft que reemplazó al Internet Explorer.

Por ello, Internet Explorer sigue presente en Windows 10 aunque a través de un “modo empresarial”, pero desde la compañía desaconsejan su uso, porque “no admite nuevos estándares web y, si bien muchos sitios funcionan bien, los desarrolladores no están probando para Internet Explorer en estos días.

Están probando en los navegadores modernos”, haciendo que este navegador resulte obsoleto y su función como navegador predeterminado no sea útil.

Cabe resaltar, sin embargo, que el porcentaje de usuarios de Internet Explorer y Edge es muy pequeño: de acuerdo a las cifras de w3counter.com, apenas suman el 6.9% del total, mientras que Chrome es utilizado por el 63.3%, Safari por el 14.0% de quienes navegan por internet, y Firefox por el 6.1%.