¡Quién no ama tomar café! Su sabor es delicioso, nos quita el sueño y da el punch de energía que necesitamos para hacer nuestras actividades.

Sin embargo, hay personas a las que solo una taza puede provocarles un dolor de cabeza insoportable.

De acuerdo con especialistas de Mayo Clinic, algunas personas son más sensibles a la cafeína y les provoca algunos efectos secundarios como la migraña, el dolor de cabeza, insomnio, nerviosismo, agitación, irritabilidad, ritmo cardíaco acelerado, dolor de estómago, entre otros.

Y algunos de los factores que elevan el riesgo de ser sensibles a los efectos negativos de la cafeína son:

No tomar café de manera regular

Genética

Consumo de ciertos medicamentos o suplementos

– Tener trastornos de ansiedad

– Edad

– Masa corporal

Como tal la cafeína no causa problemas graves de salud, sin embargo, es importante que si notas que al tomar café presentas ciertos efectos secundarios, como el dolor de cabeza, reduzcas su consumo, o bien, optes por tomar café descafeinado.

Si de plano, cuando tomas café te sientes muy mal, acude con tu médico para que te cheque, diagnostique, determine la causa e indique las medidas a seguir.

Recuerda, todo está en saber controlar las dosis de lo que ingerimos, y todo en exceso es perjudicial. Cuídate y evita que el café se vuelva un dolor de cabeza, literal.