Por qué cuerpo y mente piden vacaciones a gritos

Author

Categories

Share

Cada cierto tiempo necesitas desconectar del trabajo y pasar varios días seguidos sin atender tus responsabilidades. Esa sensación no es casual y es la principal razón por la que las vacaciones son fundamentales para la salud mental de las personas.

Estar pendientes de las tareas asignadas que implican tomar decisiones o las responsabilidades propias del puesto de trabajo hacen que el individuo padezca un nivel de estrés excesivo que acumula a lo largo del año. Hacer un parate es la mejor manera para conservar el bienestar.

Cuando uno se va de vacaciones todo tiene un efecto aliviador, de bajar el estrés, ya sea por el cambio de lugar, el alejamiento de los ruidos de los grandes núcleos urbanos o disfrutar de otros paisajes. Dispones de más tiempo para administrarlo como gustes y eso es liberador.

¿Dos semanas son suficientes?

En muchos casos dos semanas no es suficiente porque la primera todavía el sujeto está atento inconscientemente tal vez, es la costumbre.

Desentrañar estos hábitos cuesta, con lo cual estos siete días serían para desengancharse. La segunda es más relajada y de disfrute pero hacia el final nuevamente empieza a haber una situación de ansiedad porque se sabe que ya se vuelve a trabajar.

Sería muy beneficioso que tuviéramos una semana más, tres como mínimo y una semana en época invernal, por lo menos. Es decir, que pudieran todas las personas tener un mes al año.

El contacto con la naturaleza es muy beneficioso.

El contacto con la naturaleza es muy beneficioso.

No estés en casa

Durante el período vacacional hay que tratar de salir del hogar. El cambio de contexto es importantísimo para romper con la rutina diaria. Si el presupuesto no alcanza para viajar a otra ubicación que no sea la de residencia es bueno tratar de programar actividades en contacto con la naturaleza.

La opción es un camping sin demasiados lujos a 150-200 kilómetros de las grandes ciudades, que la cosa urbana se pierda y con ella el smog, los ruidos. La naturaleza es fundamental.

Todo lo que sea vivo es una fuente de energía positiva para la mente para limpiar nuestras energías negativas de las que nos cargamos día a día y no nos damos cuenta. Eso nos carga de buena energía para empezar de nuevo.

Hay que conocer la importancia de la visualización; lo que miramos todo el día tiene un impacto en la mente elevadísimo. No es lo mismo mirar el agua o el verde del pasto que el cemento.

Author

Share