Las autoridades peruanas están en el ojo de la tormenta tras el proyecto de un nuevo aeropuerto internacional en Chinchero a 30 kilómetros de la ciudad de Cusco.

Sin embargo, este lugar se encuentra muy cercano a las Ruinas del Machu Picchu y estalló la polémica por el daño que podría generar en todo el entorno.

Un grupo de unos 200 historiadores, antropólogos y científicos peruanos y extranjeros le enviaron una carta al presidente peruano, Martín Vizcarra,pidiéndole que cambie la ubicación del aeródromo.

Según BBC, en esta carta, los especialistas expresan su preocupación antelos efectos negativos que podría tener tanto en el medio ambiente, como en la historia de este valle sagrado para los Incas.

“Tanto la meseta de Chinchero como los valles circundantes están poblados de andenes y canales y están surcados por líneas rituales diseñadas por los incas”, expresaban.

Machu Picchu polémica
Ruinas del Machu Picchu.

Construir un aeropuerto en Chinchero tendrá inevitablemente efectos nefastos sobre todo el entorno por el ruido, el aumento del tráfico y la urbanización informal y descontrolada.

El incomparable paisaje de la cordillera dominado por el nevado de la Verónica, tal como se aprecia desde la meseta, será destruido. En suma, este proyecto implicaría afectar para siempre la armonía milenaria de este universo”, continúa.

Durante el Imperio Incaico, Chinchero fue un importante centro donde se encontraba el palacio residencial de Túpac Yupanqui.

La pista del aeropuerto estará a una altitud de 3.728 metros sobre el nivel del mar y la terminal contará con 11 puertas de embarque y 13 mangas.

Pese a la polémica, el gobierno peruano sostiene que esto tendrá un efecto positivo generando un gran polo de desarrollo para la región de Cusco y todo Perú, impulsando el turismo y nuevos empleos.

El medio The Guardian aseguró que los Yanacona, una de las tres comunidades indígenas de Chinchero, vendió prácticamente todos sus terrenos al Estados por un total de USD 35 millones.