Orthorexia nervosa, el trastorno alimenticio que causa el obsesionarse con la dieta

Author

Categories

Share

Comer bien y de forma equilibrada es imprescindible para llevar una vida saludable. Pero la constante preocupación para seguir la dieta y una alimentación pura y sana puede conllevar a algunas personas a contraer una enfermedad mental o desorden alimentario poco conocido, denominado ‘orthorexia nervosa’. El término fue usado por primera vez en el año 1996 por el doctor Steven Bratman.

Según precisa la Asociación Nacional de Trastornos de la Alimentación (NEDA, por sus siglas en inglés), no se reconoce actualmente como un diagnóstico clínico en el Manual Diagnóstico y Estadístico de Desórdenes Mentales (DSM-5), pero muchas personas luchan con los síntomas asociados a esta preocupación enfermiza por comer bien y sano.

El término significa «fijación en la alimentación justa». Lo que puede empezar como una práctica sana de cuidarse bien puede terminar en una obsesión sobre qué, cuánto y cómo comer y lidiar con los deslices, que suelen castigarse, generalmente, a través de una alimentación más estricta, ayuno y ejercicio. El objetivo de las personas que la padecen no es estar delgadas, sino saludables.

De a poco las opciones de comidas se vuelven más restrictivas tanto en variedad como en calorías y es ahí cuando la salud se empieza a resentir. La obsesión es tal que hasta puede sustituir a otras actividades e intereses, perjudicar las relaciones y convertirse en físicamente peligrosas.

¿Tengo Orthorexia?

Según la NEDA, si contestás que sí a la mayoría de las preguntas probablemente la tengas:

¿Deseas que ocasionalmente poder comer y no preocuparte por la calidad de los alimentos?

¿Alguna vez quieres dedicar menos tiempo a la comida y más viviendo y amando?

¿Puedes ingerir una comida preparada con amor por otra persona -una sola- y no tratar de controlar lo que te sirve?

¿Estás constantemente buscando razones por las que los alimentos no son saludables para ti?

¿El amor, la alegría, el juego y la creatividad se quedan a un costado si es para seguir la dieta perfecta?

¿Te sientes culpable o auto-odio cuando te desvías de tu dieta?

¿Te sientes en control cuando te apegas a la dieta «correcta»?

¿Te pusiste en un pedestal nutricional y te preguntas cómo otros pueden comer lo que comen?

Instagram, la gran trampa

Las últimas investigaciones al respecto de unos científicos de Londres ratificaron que el desarrollo de la orthorexia está vinculado a un nivel de actividad alto en Instagram, especialmente en grupos de nutrición saludable.

En el estudio de la UCL, 680 participantes mujeres que seguían cuentas de los medios de comunicación de alimentos saludables llenó una encuesta en línea que evaluó su uso de las redes sociales, comportamientos alimentarios y síntomas de la orthorexia nervosa.

Un mayor uso de Instagram se asoció con una mayor probabilidad de presentar síntomas de ortorrexia nerviosa.

No se encontró ninguna otra plataforma de resdes sociales que tuviera este efecto. Además, la prevalencia de este trastorno alimentario entre la muestra fue del 49 por ciento, mientras que en la población general es menos del 1 por ciento.

Author

Share