Los escándalos de Facebook parecen no tener fin. Un comité del Parlamento británico que investiga la propagación de noticias falsas divulgó correos electrónicos internos de la red social que muestran detalles sobre la gestión de datos de los usuarios por parte de la empresa estadounidense.

Esos mails, recopilados en más de 250 páginas, incluyen mensajes del CEO de la compañía, Mark Zuckerberg, algunos de ellos señalados como “confidenciales”. Los correos, por ejemplo, revelan que Facebook permitió a algunas compañías mantener “acceso completo” a la información de los amigos de cada usuario incluso después de 2014, cuando hubo cambios en las normas de privacidad de la red social.

“No está claro que existiera ningún consentimiento del usuario para ello”, explicó Damian Collins, presidente del comité parlamentario de Asuntos Digitales, Cultura, Medios de Comunicación y Deportes.

Los mensajes indican, además, que Facebook sabía que una actualización de su aplicación para teléfonos Android que permitía recopilar detalles sobre llamadas y mensajes de los usuarios podía ser controvertida.

Mensajes entre Zuckerberg y el vicepresidente de la firma Justin Osofsky sugieren asimismo que la red social bloqueó en 2013 el acceso a algunas compañías rivales, como Vine (propiedad de Twitter), a los protocolos que permitían la interacción entre sus sistemas.

En un resumen de las cuestiones clave de los documentos, la comisión dijo que Facebook “puso en lista de aprobación”, o hizo excepciones para compañías como Airbnb y Netflix, lo que les dio acceso continuo a los “amigos” de los usuarios incluso después de que la red social anunció cambios en 2015 para poner fin a dicha práctica.

Los correos fueron proporcionados por la compañía de software Six4Three, que los obtuvo en un proceso judicial contra Facebook.

El fundador y presidente de Facebook, Mark Zuckerberg, dijo en un mensaje en la red social que “nunca vendimos datos a nadie”. “Naturalmente, no dejamos que todo el mundo pueda desarrollar [aplicaciones] en nuestra plataforma (…) Hemos bloqueado muchas aplicaciones”, agregó, intentando aclarar pero oscureciendo todavía más su compañía.