Nipah: científicos trabajan contrarreloj para encontrar la cura al virus más peligroso

Author

Categories

Share

La infección por el virus Nipah (VNi) ha causado brotes contenidos en Asia, África y afecta a una gran variedad de animales.

Ahora, gracias a estudios de la Universidad de Ciencias de la Salud de Washington, se demostró que un nuevo anticuerpo monoclonal impide la maquinaria de fusión que usan los henipavirus para unirse con la membrana de las células que intentan romper.

Un panel de expertos en salud pública pertenecientes a la OMS priorizaron las enfermedades que podrían ocasionar epidemias severas en un futuro cercano, para las cuáles existen pocas o ninguna medida de contingencia. Dentro de esas enfermedades se encuentra el virus Nipah.

El Nipah es una nueva modalidad de zoonosis emergente que causa cuadros graves tanto en animales como en el ser humano, donde el huésped es el murciélago frutero de la familia Pteropodidae, género Pteropus.

El VNi puede trasmitirse a los humanos a partir de animales como murciélagos o cerdos infectados, pero también de persona a persona.

En diálogo con Infobae, la doctora Lilián Testón, médica infectóloga coordinadora del Departamento de Epidemiología del Grupo Stamboulian (MN 87307), explicó:

“El virus Nipah, pertenece a la familia Paramyxoviridae, al igual que el parainfluenza y el virus de las paperas, y fue aislado durante el año 1999 ante un brote de enfermedad respiratoria y neurológica en criaderos de cerdos en Malasia y Singapur».

El virus fue aislado durante el año 1999 ante un brote de enfermedad respiratoria y neurológica en criaderos de cerdos en Malasia y Singapur (Shutterstock)

El virus fue aislado durante el año 1999 ante un brote de enfermedad respiratoria y neurológica en criaderos de cerdos en Malasia y Singapur (Shutterstock)

«Hasta el momento no existe circulación del virus fuera de los continentes asiático y africano, probablemente por la presencia del reservorio, el murcielago frugívoro de la familia Pteropodidae, huésped natural del virus”, agregó Testón, al mismo tiempo que advirtió que “otras regiones pueden estar en riesgo de infección, ya que se han encontrado con este tipo de murciélagos en países como Myammar, Ghana, Filipinas, Indonesia, Madagascar, Australia, India y Tailandia”.

Según la Organización Mundial de la Salud, el VNi se detectó por primera vez durante un brote declarado en Kampung Sungai Nipah, Malasia, en 1998. Sin embargo, en el primer antecedente el huésped intermediario fue el cerdo.

Este virus se ha visto también en murciélagos en países como Myammar, Ghana, Filipinas, Indonesia, Madagascar, Australia, India y Tailandia (Shutterstock)

Este virus se ha visto también en murciélagos en países como Myammar, Ghana, Filipinas, Indonesia, Madagascar, Australia, India y Tailandia (Shutterstock)

En un lapso de seis años, se registraron brotes posteriores, pero algo cambió. Se cree que no hubo un huésped intermediario entre los primeros casos y los que se registraron hasta el año 2004.

Ese año, en Bangladesh, reapareció el Nipah. Las personas afectadas contrajeron la infección tras consumir savia de palma datilera contaminada por murciélagos fruteros infectados.

Hay documentación que sostiene que existieron casos en donde la transmisión fue entre personas, inclusive en un entorno hospitalario en la India.

Los murciélagos frugívoros de la familia Pteropodidae, huésped natural del virus, no se ven afectados por la enfermedad.

El murciélago frugívoro de la familia Pteropodidae, huésped natural del virus, no se ve afectado por la enfermedad (Shutterstock)

El murciélago frugívoro de la familia Pteropodidae, huésped natural del virus, no se ve afectado por la enfermedad (Shutterstock)

¿Qué síntomas provoca?

En los seres humanos van desde un proceso asintomático hasta un síndrome respiratorio agudo o en algunos casos una encefalitis mortal. El VNi también puede afectar a los porcinos, y otros animales domésticos.

No existen en la actualidad vacunas contra él. La atención médica intensiva constituye la principal forma de tratamientos en los casos humanos.

Los pacientes suelen presentar, luego de un periodo de incubación de 5 a 14 días, por lo general fiebre, malestar, dolor de cabeza, mialgia, dolor de cabeza, mialgia, dolor de garganta, náuseas y vómitos, acompañados en algunos casos por vértigo y desorientación.

La mitad de los pacientes con el virus Nipah presentan un severo cuadro neurológico. Las secuelas de la enfermedad consisten en convulsiones y cambios en la personalidad (Shutterstock)

La mitad de los pacientes con el virus Nipah presentan un severo cuadro neurológico. Las secuelas de la enfermedad consisten en convulsiones y cambios en la personalidad (Shutterstock)

El problema es que el virus Nipah presenta una tasa de letalidad del 40 al 75% (Shutterstock)
El problema es que el virus Nipah presenta una tasa de letalidad del 40 al 75% (Shutterstock)

Casos en el mundo y nivel de contagio

A pesar de los brotes esporádicos en Malasia, Singapur, India y Bangladesh, donde el virus pudo ser aislado por primera vez en 1999, la OMS observa menos de 20 casos por año en el mundo.

Por otro lado, aún hoy en día se carece de una vigilancia sistemática. En cuanto al contagio, inciden mucho en aumentar las posibilidades de propagación del virus la desconfianza acerca del origen de esta enfermedad, y el motivo por el cual hay que vacunarse. El problema es que el virus Nipah presenta una tasa de letalidad del 40 al 75%.

En Bangladesh fue reconocida por científicos y estudios médicos por primera vez en 2001, y a partir de allí el país ha sufrido brotes casi anuales desde entonces. La enfermedad también se ha identificado periódicamente en el este de la India.

Otras regiones pueden estar en riesgo de infección por el virus de Nipah, ya que se han encontrado, según la Organización Mundial de la Salud, pruebas serológicas de su presencia en su reservorio natural conocido, donde abundan especies de murciélagos del género Pteropus, pero también aparecen otros tipos de quirópteros en países como Camboya, Ghana, Filipinas, Indonesia, Madagascar y Tailandia.

La Escuela de Ciencias de la Salud de la Universidad de Washington demostró que un nuevo anticuerpo monoclonal impide la fusión del virus a la membrana de la célula del huésped (Shutterstock)

La Escuela de Ciencias de la Salud de la Universidad de Washington demostró que un nuevo anticuerpo monoclonal impide la fusión del virus a la membrana de la célula del huésped (Shutterstock)

¿Cuál es el tratamiento posible?

La urgente necesidad de desarrollo de nuevos antivirales para disminuir la morbimortalidad de la enfermedad hizo que se permitiera el uso de nuevas drogas como es el caso de remdesivir en monos.

Este antiviral se inicia durante las primeras 24 horas de la infección y es utilizado durante 12 días mostrando hasta la fecha resultados promisorios.

La Escuela de Ciencias de la Salud de la Universidad de Washington demostró que un nuevo anticuerpo monoclonal impide la fusión del virus a la membrana de la célula del huésped, impidiendo el ingreso del genoma viral con su consecuente replicación.

Los investigadores esperan que con este descubrimiento pueda avanzarse tanto en la prevención postexposición al virus, como en el tratamiento de las infecciones por VN o Hendra (ambas provenientes de la misma familia), generando anticuerpos que mantendrían al virus fuera de la célula.

Trabajadores de la Cruz Roja llevan el ataúd de una mujer que murió de ébola para ser enterrada en un cementerio en la ciudad congoleña oriental de Butembo en la República Democrática del Congo (REUTERS/Baz Ratner)

Trabajadores de la Cruz Roja llevan el ataúd de una mujer que murió de ébola para ser enterrada en un cementerio en la ciudad congoleña oriental de Butembo en la República Democrática del Congo (REUTERS/Baz Ratner)

Es importante aclarar que en la actualidad no existen tratamientos autorizados ni cura para estas enfermedades en las personas. Algunos pacientes recibieron terapias experimentales bajo excepciones de uso compasivo.

Según la prestigiosa publicación médica Nature Structural & Molecular Biology “el virus Nipah (NiV) y el virus Hendra (Hev) son responsables de los brotes de encefalitis y enfermedades respiratorias con tasas de mortalidad del 50 al 100%”.

El virus Nipah (NiV) y el virus Hendra (Hev) son responsables de los brotes de encefalitis y enfermedades respiratorias con tasas de mortalidad del 50 al 100%

Hoy se utilizan y se estudian diferentes anticuerpos monoclonales para tratar este tipo de enfermedades graves, como la producida por el virus Ébola.

«Lo más importante para evitar la propagación del Nipah y otros virus de esta familia es la prevención», afirma el doctor Mariano Sasiain, médico infectólogo (Shutterstock)

La importancia de la prevención

Para el caso del Virus Nipah se recomienda:

  • El control del Nipah en animales domésticos. Limpieza y desinfección sistemática de granjas de cerdos.
  • Las instalaciones deben ponerse en cuarentena inmediatamente si se sospecha un brote.
  • Sacrificio de los animales enfermos con la debida supervisión de su incineración.
  • La restricción o prohibición de animales de granjas infectadas a otras zonas reduce la propagación de la enfermedad.
  • En ausencia de una vacuna, la única forma de reducir la infección en humanos es controlando la infección en animales y con la detección de nuevos casos.
  • Alertar rápidamente a autoridades sanitarias veterinarias y humanas.

Author

Share