Rami Malek no fue el único avergonzado cuando Nicole Kidman desvió sus intentos de charlar en el escenario en los Globos de Oro de 2019.

En The Globes, Malek, de 37 años, pareció intentar llamar la atención de Kidman varias veces y fracasó estrepitosamente.

“¡Somos muy buenos amigos! Simplemente no sentí su mano en mi espalda”, dijo Kidman, de 51 años, a Entertainment Tonight el domingo.

Dijo que estaba “mortificada” de que pareciera que lo desairaba y que estaban “un poco aturdidos” cuando ocurrió.

“Amo a ese hombre. Es tan gentil y de voz tan suave. Es un encanto”, dijo. “Me envió un correo electrónico[sobre el incidente]. Le envié un email…. nos estábamos riendo, en realidad.”