Llegó a Game of Thrones siendo una niña, y el final de la serie la encuentra hecha una mujer. Maisie Williams es otra.

El mismo proceso que sufrió Arya, su personaje, convertida en una implacable asesina justiciera, capaz de cualquier cosa por proteger a su familia. Sin embargo, lejos de las espadas y el peligro de la ficción, su vida personal la muestra como una chica muy divertida.

La actriz británica cumplió 22 años y su manera de celebrarlo fue subiendo a Instagram distintas historias con fotos retro que ella misma convirtió en memes. “Es genial”, escribió sobre una foto en la que se la ve de muy pequeñita, en una playa.

En otra de las imágenes, se la ve con el rostro bien serio mirando a cámara. Y sobre ella ubicó el mensaje: “No me importa lo que digan”.

La actriz Sophie Turner, quien interpreta a su hermana Sansa en GOT, se hizo muy amiga de Maisie. Entusiasmada por las fotos subidas por la cumpleañera, ella también le dedicó un mensaje recordando una escena del pasado.

En la imagen se la ve a Williams como una colegial, y Sophie la define como “ride or die“, algo así como “la amás o la odiás”. Parece que ella aprendió a quererla.

Maisie tomó la foto de Sophie y la replicó en sus propias historias, haciendo foco sobre la sonrisa y con la leyenda “es genial”. Porque no hay nada más saludable que reírse de uno mismo, y ella lo sabe.