Un experto forense de Estados Unidos afirmó que podría resolver el caso de Madeleine McCann en unas semanas si la policía británica le entrega las muestras de ADN que se tomaron en el transcurso de la investigación.

La pequeña Maddie desapareció de un complejo hotelero en Portugal hace 12 años, el 3 de mayo de 2007, y desde entonces se llevaron adelante diversas hipótesis sobre su posible paradero.

En una entrevista con el diario británico Daily Star, el científico Mark Perlin, de la empresa estadounidense Cybernetics, pidió analizar las pruebas genéticas que se extrajeron del apartamento de vacaciones de la familia McCann.

Se tratan de 18 muestras “no concluyentes” que estarían cargadas de nuevas pistas, que no habrían sido detectadas por las autoridades hace 12 años.

Nos tomaría una o dos semanas, dependiendo de los datos, después de que lo recibamos para proporcionar un informe preliminar inicial”, aseguró el especialista, que trabajó en la identificación de las víctimas del ataque terrorista del 11 de Septiembre.

A pesar de que Perlin se ofreció a participar de la investigación de manera gratuita, por el momento no recibió respuesta de la policía inglesa.

Madeleine McCann desapareció de un complejo hotelero en Portugal hace 11 años, el 3 de mayo de 2007. (Fuente: AP)

Madeleine McCann desapareció de un complejo hotelero en Portugal hace 11 años, el 3 de mayo de 2007. (Fuente: AP)

“En su momento, los peritos generaron datos confiables de ADN y sus métodos fueron comprobados en laboratorios, que mejoraron con el tiempo. Creo que ellos no sabían cómo interpretar las pistas que habían generado“, planteó el experto.

“Si utilizan un programa de computadora que puede usar todos los datos y considera millones de posibilidades diferentes, eso le daría más información que otros métodos que generalmente no dan respuesta en absoluto”, agregó.

Un forense de Estados Unidos cree que las muestras de ADN que se tomaron en el caso Madeleine son la clave para descubrir qué le pasó a la nena desaparecida. (Fuente: Daily Mail)

Un forense de Estados Unidos cree que las muestras de ADN que se tomaron en el caso Madeleine son la clave para descubrir qué le pasó a la nena desaparecida. (Fuente: Daily Mail)

En 2016, el laboratorio de Perlin analizó con éxito una compleja evidencia de un juicio por asesinato en Australia.

La muestra fue fundamental en el caso para asegurar la condena contra Robert Xie, un hombre que había asesinado a cinco familiares y había logrado evadir la justicia en tres juicios anteriores.