Luke Perry fue incinerado y sus restos fueron esparcidos en el lugar que más apreciaba… su granja de Tennessee.

Las cenizas de Luke ahora yacen en el pueblo de Vanleer, TN, donde Luke tenía 380 hectáreas. El actor de “Beverly Hills, 90210” compró el terreno en los años 90. Vivió allí de vez en cuando durante los últimos 20 años.

El certificado de defunción de Luke enumera su causa oficial de muerte como “accidente cerebrovascular isquémico”, como dice el médico. El certificado reveló que su cuerpo había sido llevado a Dickson, TN a una funeraria, pero no era más específico.

Vanleer está a poco más de 13 millas de Dickson, así que parece que su familia recibió las cenizas de Luke en Dickson y los llevó al norte a la granja.

En cuanto a la conexión de Luke con la granja…. la compró en 1995 durante la carrera ‘90210’.

Acababa de protagonizar la película “8 segundos” donde interpretó a un joven campeón de rodeo y desarrolló un interés por la ganadería. Fue entonces cuando compró la granja.