Los dos atacantes que causaron una masacre en la escuela estatal “Raúl Brasil” de Suzano, San Pablo, eran ex estudiantes de este establecimiento.

Así lo reveló el secretario de Seguridad Pública, João Camilo Pires de Campos, aunque aclaró que aún no puede determinar los motivos que los llevaron a cometer esta matanza.

El ataque también dejó al menos diez heridos, varios de ellos en estado crítico.

El ataque también dejó al menos diez heridos, varios de ellos en estado crítico.

“Es la gran pregunta: cuál fue la motivación de los antiguos alumnos”, señaló Campos.

Los atacantes fuero identificados como Guillermo Taucci Monteiro, de 17 años, y Enrique de Castro, de 25.

El primero había dejado la escuela el año pasado luego de enfrentar algunos “problemas”, explicó el secretario de Seguridad, aunque no especificó si lo expulsaron o se fue por su cuenta.

Imagen del establecimiento atacado. (AP)

Imagen del establecimiento atacado. (AP)

Monteiro y Castro, cubiertos con máscaras, utilizaron un revolver calibre 38 para disparar sobre los alumnos. También tenían un arco estilo medieval y bombas molotov.

Primero mataron al dueño de un lavadero de autos cercano, tío de Monteiro, y luego ingresaron a la escuela.

Esperaron el horario del recreo para tener más víctimas, y comenzaron a disparar sobre los que se le cruzaban. Mataron a la coordinadora educativa de la escuela, a un psicopedagoga y a cinco estudiantes.

Finalmente los dos atacantes se recluyeron en un pasillo y se suicidaron.

Hay al menos diez heridos, varios de ellos en estado crítico, según dijeron los médicos.

Desde las redes sociales, el presidente Jair Bolsonaro expresó sus “condolencias a los familiares de las víctimas del inhumano atentado”. “Una monstruosidad y cobardía sin tamaño. ¡Que Dios conforte el corazón de todos!”, escribió en su cuenta de Twitter.