Bradley Cooper fue retratado solo y en compañía de su hija Lea De Seine, de dos años, en Los Ángeles, mientras que Irina Shayk sigue en Italia por motivo laborales.

El domingo, la estrella de A Star Is Born fue fotografiado saliendo de un vehículo y cargando a su hija mientras se dirigía a un jet privado. Al parecer, celebraron solos el Día del Padre. No estaba claro a dónde se dirigían, pero Cooper parecía tener una expresión seria en su rostro.

A principios de este mes, se anunció que  el actor de Hollywood, de 44 años, y la modelo rusa, de 33, habían terminado su relación tras cuatro años juntos. Fuentes dijeron a People que los ex ahora negocian la custodia de la pequeña.

Las primeras fotos de Bradley Cooper con su pequeña hija y sin Irina Shayk (The Grosby Group)

Las primeras fotos de Bradley Cooper con su pequeña hija y sin Irina Shayk (The Grosby Group)

“Por el bien de Lea, siguen pasando tiempo juntos como familia. Bradley es un gran padre. Siempre ha estado muy involucrado con su hija “, dijo uno de los informantes a la revista.

“Está claro que Bradley e Irina tienen los mismos objetivos para su hija. Quieren que ella viva una vida normal (…) Ambos son padres maravillosos “, dijo otra fuente.

Después del anuncio de su separación, la ex del jugador portugués Cristiano Ronaldo viajó Islandia y luego a Italia para algunos compromisos profesionales.

Irina también está aprovechando estos días para relajarse con sus amigos. El viernes pasado, ella y su compañera  Stella Maxwell fueron fotografiadas caminando por las calles de Florencia.

Irina Shayk está en Italia por compromisos laborales (AFP)

Irina Shayk está en Italia por compromisos laborales (AFP)

Mientras tanto, siguen crecimiento los rumores de la que la separación de Bradley e Irina tuvo que ver con una aventura entre Lady Gaga y el actor mientras filmaban y promocionaban su película juntos.

Los rumores de infidelidad se intensificaron cuando Lady Gaga y Cooper interpretaron “Shallow” en los Oscar.

Su actuación en vivo levantó sospechas porque se consideró demasiado real y romántico. Sin embargo, la propia Lady Gaga desmintió los rumores durante una aparición en “Jimmy Kimmel Live!” un día después.