El tirador de la masacre en Nueva Zelanda, que atacó una mezquita y provocó 40 víctimas fatales, estaba armado con al menos un arma de fuego semiautomática y múltiples cartuchos de municiones donde dejó inscripciones en blanco ​que hacen referencia a otros ataques en masa, algunos de ellos perpetrados contra migrantes.

En los cartuchos, Brenton Tarrant −un supremacista australiano de 28 años y enemigo de la inmigración− escribió diferentes nombres inspirados en otros ataques. Uno de ellos es Luca Traini, un hombre italiano que abrió fuego contra seis inmigrantes africanos en Macerate en 2018.

Los detalles pintados en la ametralladora de la masacre.

Los detalles pintados en la ametralladora de la masacre.

En otra inscripción se lee “Por Rotherham”, la ciudad inglesa donde ocurrieron abusos sexuales infantiles organizados durante décadas.

También aparece Novak Vujošević, de la tribu Kuči, que fue el héroe cristiano más grande en la batalla de Fundina y mató a 28 soldados enemigos.

Los detalles pintados en la ametralladora de la masacre.

Los detalles pintados en la ametralladora de la masacre.

Según informó el sitio NzHerald, el agresor tenía “muchas revistas atadas a sus piernas”. Un testigo remarcó que “estaba vestido con un uniforme y tenía un chaleco”.

Los detalles pintados en la ametralladora de la masacre

Los detalles pintados en la ametralladora de la masacre

El sospechoso −identificado como Brenton Tarrant, de 28 años y nacido en Australia− huyó del lugar antes de la llegada de los servicios de emergencia.