Las enfermedades mentales: un tabú cada vez más frecuente

«Usted no tiene nada”, le dice el médico al paciente luego de que éste último llegara al consultorio con diversos síntomas.

Esta situación suele repetirse más de lo que creemos. Ocurre que al no detectarse una enfermedad “física”, el profesional muchas veces considera que “uno no tiene nada”. Sin embargo, la enfermedad puede ser mental.

Existe una gran estigmatización e ignorancia respecto a las enfermedades mentales. Tanto es así que, de acuerdo con datos del Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), sólo el 25% de las personas con enfermedades mentales sienten compasión y empatía por parte de los demás.

Esta cifra es paradójica si pensamos que uno de cada cuatro personas sufrió alguna vez alguna enfermedad mental, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). A pesar de esto, sigue costando detectarlo, admitirlo, hablarlo con otros y pedir ayuda. Algo que no ocurre en absoluto cuando la enfermedad es física.

De hecho, este video reproduce el paralelismo de cómo se vive una enfermedad física, como puede ser un resfrío, y una enfermedad mental:

Lo preocupante es que las consultas por patologías mentales siguen incrementándose, aunque ocurre con frecuencia que estos pacientes desconocen o niegan los síntomas emocionales que padecen entonces, en vez de ir a un especialista en el tema, acuden a su médico clínico.