Las 9 reglas clave para que la heladera enfríe perfectamente

Author

Categories

Share

Con una sonrisa y una bolsa de basura, Marie Kondo está por aterrizar en su heladera.

Una historia de Instagram de su marca de estilo de vida KonMari.com, ayer enunció que siempre hay que mantener la heladera un 30% vacía, o un 70% llena, si eso es más significativo para usted, para las compras y las sobras.

El artefacto con el cual ilustraron la regla estaba tan cómicamente limpio y coordinado en sus colores, que uno podría preguntarse quién puede vivir (y comprar y cocinar) así.

Pero desde una perspectiva puramente técnica, ordenar la heladera puede tener beneficios innegables: asegura que el aire pueda circular libremente, lo que significa que la temperatura se mantiene constante y que el artefacto durará más tiempo.

Además, permite que usted domine más sus provisiones: es más probable que los use de manera oportuna y que no compre más de lo que ya tiene.

Finalmente, como gran parte de la atracción duradera de Kondo, aparece una heladera limpia, ordenada, bonita absurdamente relajante. Durante mucho tiempo colgué la ropa lavada y apilé los libros por color, por ese mismo motivo, ¿por qué no también guardar los alimentos en la heladera del mismo modo?

Por lo tanto, para desglosar el sueño en partes más manejables, a continuación hay una guía para la higiene de la heladera.

1- La temperatura óptima

Entre 1ºC y 4ºC: usted desea conservar los alimentos a 5ºC o menos. Cuando la heladera esté llena puede bajarle la temperatura o si la llenó con una compra grande un día caluroso; para ahorrar energía, un poco más baja cuando hace frío y su heladera está semivacía.

(Nota: Descongele el freezer cuando el hielo tenga más de 5mm de espesor, aproximadamente una vez al año, pero no permita el hielo en su heladera ya que impide la circulación de aire y trae problemas con el termostato interno del artefacto).

2- La frecuencia y con qué limpiar la heladera 

Limpie los derrames inmediatamente. Limpie las manijas diariamente y una vez a la semana, la puerta por fuera. Controle los estantes y recipientes para ver si les falta brillo o están obsoletos y el contenedor.

Una vez cada tres meses, vacíela completamente, retire todas las partes removibles (estantes, bandejas, rejillas) y lávelas con agua caliente y un poco de detergente (nunca con lavandina ni con limpiadores que contengan químicos no seguros para los alimentos).

3-  La limpieza profunda

Utilice un cepillo de dientes y una pasta espesa de bicarbonato mezclada con agua para quitar las manchas rebeldes.

En esta etapa, se recomienda desenchufar su heladera vacía y limpia y ¡pasar la aspiradora!, debajo y detrás de la heladera, como así también quitar las cubiertas con ventilación para llegar a los ventiladores y serpentinas cubiertos de polvo.

La razón (el polvo hace que la heladera funcione más) podría ser contundente, pero ese sigue siendo un nivel de eficiencia doméstica con el cual no estoy familiarizada en absoluto.

La conservación segura de los alimentos depende de la buena temperatura de la heladera.

La conservación segura de los alimentos depende de la buena temperatura de la heladera.

4- Lo que no hay que conservar en la heladera

La mayor parte de la fruta (incluidos los tomates y los pepinos) deben mantenerse a temperatura ambiente y lejos de la luz solar, especialmente los que necesitan madurar; los huevos de granja que compró a temperatura ambiente; y muchas verduras (papas, zanahorias, cebollas, ajo, calabazas, remolachas y otras raíces, incluido el jengibre).

No guarde latas abiertas, una vez abiertas, la hojalata de las latas puede transferir más rápido los contenidos de la lata. Solo las latas que vienen con tapas resellables son adecuadas para conservar en la heladera. Escurrir los restos (ver debajo).

No refrigerar la comida caliente: esperar que se enfríe totalmente, para evitar la contaminación y alterar la temperatura de la heladera. Los productos excedidos de la fecha de vencimiento o no consumidos dentro del período de tiempo de “una vez abiertos” deben ir al cesto de basura. Finalmente, el pan.

5- ¿Y qué sí?

Fruta madura, cítricos, todos los frutos rojos, leche, yogurt, carne, pescado, todos los productos abiertos que especifican refrigerar una vez abiertos. Los huevos necesitan temperaturas consistentes, por lo tanto, si los compró refrigerados, manténgalos así. Todas las verduras, excepto las mencionadas arriba.

Los restos (ni bien fueron enfriados), y todos los productos frescos, listos para consumir, y fiambres.

Los encurtidos y mermeladas se pueden conservar en una alacena fresca y oscura, al igual que la mostaza. Las botellas de vino abiertas, incluso el vino tinto, deben conservarse en la heladera.

5- La ubicación de cada producto 

Estante superior: todo lo que no necesite cocción (carnes en rodajas, salsas para condimentar, restos, embutidos, tortillas de harinas, etc.), al igual que los contenidos de las latas sin terminar, escurridos en un recipiente limpio y con tapa.

Estantes en el medio: productos lácteos y huevos, a pesar de las rejillas en las puertas específicas para las botellas de leche y los portahuevos; las puertas no son el lugar correcto para ninguno de ellos.

Estante inferior: carne y pescado.

La conservación segura de los alimentos depende de la buena temperatura de la heladera.

La conservación segura de los alimentos depende de la buena temperatura de la heladera.

Bandejas para las verduras: fruta, verduras, hojas, hierbas. La lechuga y otras verduras de hoja (lavadas, totalmente secas, envueltas en papel de cocina) van en un escurridor, su propio recipiente o una bandeja especial para las verduras.

Guarde todas las hierbas frescas blandas (excepto la albahaca) en un ramo, lavadas y en un frasco de vidrio con un poco de agua, bien lejos del hielo en la parte trasera de la heladera.

Rejillas en las puertas: jugos, condimentos, coberturas, etc. – elementos con el período de conservación más prolongado.

6- ¿Guardar juntos o siempre por separado?

La regla de oro es guardar lo parecido con lo parecido: la carne con la carne y el pescado con el pescado; las verduras y frutas en bandejas para verduras por separado (la mezcla de ambas con mucha frecuencia da como resultado que el etileno producido por las frutas arruina las verduras); las hierbas y verduras de hoja alejadas del hielo en la parte trasera de la heladera (a la cual se adherirán inevitablemente, convirtiéndose en un problema para la heladera y sus planes de hacer una ensalada).

La regla de oro es guardar lo parecido con lo parecido.

La regla de oro es guardar lo parecido con lo parecido.

7- Consejos para organizar los estantes

Ajuste los estantes y apile inteligentemente: use recipientes largos y planos (del largo de un cartón de jugo) para hacer uso de toda la profundidad de su heladera; use recipientes con tapa que se puedan apilar por orden de altura; coloque los altos detrás de los bajos (así nada queda oculto); y posiciones los elementos repetidos (botellas de cerveza, por ejemplo) uno directamente detrás del otro.

El vidrio es mejor para la visibilidad, la higiene y las sostenibilidad: use recipientes con tapas que se cierren herméticamente.

Etiquete los alimentos abiertos o escurridos con la fecha de compra: la cinta washi es agradable a la vista, es innegable, pero cualquier tipo de cinta sobre la cual pueda escribir, servirá.

8- Consejos para eliminar los olores

Un buen recipiente de vidrio bien sellado es lo mejor. También tenga una caja abierta de bicarbonato en el estante inferior, o rocíe un poco en la parte inferior de la bandeja de las verduras y cúbrala con papel de cocina.

(Por supuesto, cuando reemplace el bicarbonato cada tres meses, no lo use para hornear. En cambio, utilícelo para fregar la bañera, o vacíelo en el baño con un poco de vinagre de malta para una buena limpieza).

La conservación segura de los alimentos depende de la buena temperatura de la heladera.

La conservación segura de los alimentos depende de la buena temperatura de la heladera.

9- Consejos para lidiar con quienes comparte la heladera 

Hable antes de apilar los alimentos. El sitio web sobre alimentos, The Kitchn, recomienda mantener las heladeras compartidas lo más simétricas que lo permita su estructura, es decir, si son dos, dividir el conjunto en la mitad, y asegurarse de que ambos saben qué es lo compartido.

Ríjase por las reglas anteriores para sus propios alimentos y ponga lo especial en una bolsa opaca para que se entienda que no es para consumo compartido.

Author

Share